Hubo un intento de robo el pasado mes de mayo

La Finca, el Fort Knox de los futbolistas

1002
foto la finca
Foto de la entrada a la urbanización La Finca

Lucas Vázquez, Casemiro, Isco, Zidane, Thomas, Morata, Joaquín, Piqué, Jordi Alba … Casi un equipo de futbol se podría formar con todos los jugadores de diferentes equipos españoles en cuyas casas han robado. Todos tienen algo en común. Ninguno vive en La Finca, la urbanización más elitista de España, y que ha ayudado a convertir a Pozuelo en el municipio con la renta per cápita más alta de España.  Según datos de Hacienda, los ingresos anuales per capita de los habitantes de este próspero pueblo madrileño alcanzan los 72.993 euros. Y la renta media disponible de este municipio asciende a 53.185 euros. Todo gracias a las variaciones que introduce en la media la presencia en la urbanización de propietarios como Cristiano Ronaldo que era vecino de la Finca en 2017, año en que se realizó la estadística. Robar en La Finca es una tentación poderosa para cualquier maleante.

Asaltar el domicilio de un futbolista parece tarea fácil, a juzgar por los últimos acontecimientos.  A Thomas, del Atletico de Madrid, le intentaron robar el lunes 30 de septiembre, cuando se encontraba en Moscú para jugar contra el Lokomotiv,  y el pasado día 5 de octubre volvieron a intentarlo mientras viajaba a Valladolid. Había un familiar dentro. Afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales. Pero en el primer robo, con la empleada del hogar en casa, sí hubo intimidación y violencia.

Hasta los clubs de fútbol más importantes han empezado a tomar sus propias medidas de seguridad. Y el Real Madrid no solo ha recomendado a sus jugadores que dejen de mostrar sus casas en las redes sociales, sino que también ha pedido que implementen el sistema de seguridad de sus viviendas. El club merengue, según fuentes a las que ha tenido acceso Escudo Digital, ha puesto dos vigilantes de seguridad a los jugadores en turnos de doce horas.

Los vecinos de La Moraleja lo han agradecido, pero en La Finca no necesitan más ángeles de la guarda. El lugar elegido por Cristiano Ronaldo cuando vivía en Madrid está dotado de los más sofisticados  sistema de seguridad del mundo. “No se trata de una urbanización de paso, sino de una zona en la que han realizado una enorme inversión para salvaguardar a los que viven en ella. Si entra un ladrón, no tiene escapatoria”, ha manifestado Ildefonso Polo, Jefe de Seguridad y experto en este tipo de temas, a Escudo Digital.

Fuentes del mundo inmobiliario consultadas con nuestro periódico, afirman que los propios vecinos autocalifican la finca como el bunker o el ghetto. Un guetto de lujo donde residen desde personalidades de la aristocracia, como Cayetano Martínez de Irujo, a importantes empresarios, como el propietario de una conocida marca de cervezas o grandes figuras del mundo del fútbol como Bale, Arbeloa o Diego Simeone. También reside en ella el piloto y empresario Carlos Sáinz.

“El único problema es que tanta tranquilidad aburre un poco a veces”, comenta la esposa de un importante empresario. Y es que en La Finca nunca pasa nada. Por eso el gimnasio de la urbanización está tan concurrido. Aunque la mayor parte de los moradores de este supuesto paraíso de lujo y glamour tienen en casa mancuernas y elípticas por docenas, al menos un miembro de cada familia acude al Reebok Sports Club para cuidar y aligerar su cuerpo y distraer su mente. La cuota mensual ronda los 200 euros.

No es cierto que le pidan el DNI a todo el mundo que entra en la urbanización. A la entrada, el equipo de seguridad pregunta a los visitantes a qué casa van, pero un complejo sistema de cámaras sigue todos los movimientos de las personas que transitan por la urbanización. Si un paparazzi consiguiera pasar el primer control, aunque estuviera compinchado con un amigo del interior para que respaldara su versión, las cámaras lo detectarían de inmediato

“A pesar de tantos sistemas de rayos infrarrojos, de tanta alarma, nos sentimos seguros, pero no vigilados”, explica a Escudo Digital una vecina de la urbanización. Los niños juegan en la calle sin vigilancia, los perros corretean sin posibilidades de escaparse por las inmensas zonas verdes de este lugar que se ha convertido en el Fort Knox de los futbolistas, un verdadero paraíso donde sus moradores buscan ante todo tranquilidad, seguridad y preservar su anonimato. Y donde la limpieza es absoluta. No hay ni un papel por el suelo. La empresa que se ocupa de la seguridad de La Finca es Sercon.

Alguien intentó robar en La Finca el pasado mes de mayo

Pese a todas las alertas, alguien intentó robar en La Finca el pasado mes de mayo. En varias casas se recibieron llamadas de personas que, aportando nombres y apellidos, haciéndose pasar por compañeros de los propietarios de las casas, intentaban convencer al personal de servicio de que abriera la caja fuerte o se hiciera con dinero para hacérselo llegar a personas que esperaban en las puertas de la urbanización.

¿Cómo se hicieron con esos datos? Las posibilidades son muchas: desde el censo electoral, hasta los datos en poder de los ayuntamientos, pasando por las guías telefónicas. El intento fue burdo y, evidentemente, menospreciaba la inteligencia de los trabajadores y del hogar donde se intentó cometer la estafa, pero se tomaron medidas y – según ha podido saber Escudo Digital -, se distribuyó entre los vecinos un folleto con instrucciones precisas para el personal de servicio. El asunto fue incluso investigado por las autoridades policiales.

No ha sido el único caso. En junio, según informó en su momento El Diario de Pozuelo, dos ladrones intentaron robar por la noche en la Calle del Río, pero huyeron al ser detectados. Robar en la finca no compensa. El riesgo de ser pillado in fraganti es demasiado alto. La brecha entre esta urbanización y otras sigue siendo muy alta.

Vivir en La Moraleja puede ser muy divertido para sus vecinos y sus hijos preadolescentes. con su plaza repleta de garitos en los que puede uno encontrarse con Terelu y sus amigos tomando copas, seguida de cerca por los paparazzi. Pero La Moraleja fue el lugar donde robaron a Morata, con su mujer y sus hijos dentro, a punta de pistola. ¿De qué vale ganar todo el dinero del mundo si no puedes proteger a tu familia? Otros, como Malú y Albert Rivera, han renunciado al contacto directo con la realidad de la calle para protegerse de las miradas indiscretas. De todo hay.