Ambiente tenso en Cataluña

Los CDR y los independentistas radicales pasarán a la acción en cuanto se conozca la sentencia

1002
Manifestantes en las calles de Barcelona
Volverán las manifestaciones y las protestas a las calles de Barcelona. Foto: Europa Press

Como ha publicado en exclusiva ESCUDO DIGITAL, las movilizaciones contra la sentencia del Tribunal Supremo están ya perfectamente programadas y comenzarán en cuanto se conozca publicamente el veredicto. No va a importar la gravedad de las penas ni que las condenas se establecen por los delitos de sedición y malversación, en lugar del tipificado como rebelión.

Las marchas de los independentistas radicales se iniciarán el mismo lunes (cuando se haga público el fallo) desde los cinco puntos geográficos ya determinados – Tarragona, Girona, Tàrrega, Vic y Berga-, y estarán acompañadas de otro tipo de acciones de protestas mucho más inmediatas. Las consignas y proclamas circulan ya entre los líderes de los CDR (Comités de Defensa de la República) y sus enlaces. “La organización de las acciones a llevar a cabo – afirman fuentes cercanas a estos grupos radicales – y la maquinaria están perfectamente engrasadas y estudiadas”.

Los Mossos d’Esquadra y las Fuerzas de Seguridad del Estado desplegadas en Cataluña han puesto en marcha – para evitar el “colapso” y “la paralización del país, como amenazan en sus documentos los CDR -, un dispositivo especial, que ya ha sido activado desde el centro de mando en el que se gestionarán las actuaciones policiales. Las previsibles protestas por la sentencias del procés son inminentes.

La policía catalana se instaló ayer mismo, desde primera hora de la mañana, en el Departamento de Interior, tratando también de garantizar que no se produjeran altercados con motivo del Día de la Fiesta Nacional, mientras que Policía Nacional y Guardia Civil se van a incorporar al operativo de seguridad desde el mismo instante en que se conozca la sentencia. También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene previsto comparecer ante la opinión pública una vez se haya hecho público el fallo del Tribunal Supremo.

Plano de las marchas hacia Barcelona, según documento al que ha tenido acceso ESCUDO DIGITAL.

La situación en vísperas de tan esperada sentencia es muy tensa. Los independentistas radicales llevan trabajando mucho tiempo en la organización de protestas multitudinarias, Puigdemont y Torra alientan estas actuaciones, en las que no se descartan altercados y el uso de la violencia, “si fuera necesaria”. Violencia que protagonizarán grupos más reducidos, entrenados y preparados para el enfrentamiento con las fuerzas del orden.

También está estudiado y contemplado por los efectivos policiales y de la Guardia Civil – junto al inicio de las marchas a la Ciudad Condal desde las distintas provincias catalanas -, cómo responder en caso de disturbios graves a la gran manifestación que se convocará nada más conocerse el veredicto. El ambiente en las calles de Barcelona es tenso y algunos ciudadanos residentes en Cataluña comienzan a ver con mucha preocupación la forma de llegar en los primeros días de la próxima semana a sus lugares de trabajo.