4.000 personas chantajeadas en el caso de sextorsión que le ha costado el puesto a Víctor Sánchez del Amo

626
Víctor Sánchez del Amo
Víctor Sánchez del Amo posa con la bandera del Málaga antes de ser despedido Foto: Europa Press

El año pasado, la Guardia Civil desmantelaba una red de Chantaje sexual en lo que fue llamada la Operación Lubido-Hezurra, la misma que chantajeó a Víctor Sánchez del Amo. Según ha publicado el diario El País, han sido 4.000 las personas “sextorsionadas”. Lo refleja un escrito que ha remitido al Tribunal Supremo el titular del Juzgado de Instrucción de Teruel, Jerónimo Cano. En él plantea una cuestión de competencia y pide que la Audiencia Nacional se ocupe de la causa ya que, dada su extensión y el número altísimo de afectados rebasa sus posibilidades de hacerse cargo de él. Los chantajeados se encuentran distribuidos por “la práctica totalidad del terrritorio nacional”. Se trata del caso por el que Víctor Sánchez del Amo ha perdido su puesto de entrenador del Málaga por no pagar a sus chantajeadores. Ese fue su único pecado: resistirse a la extorsión. El vídeo se viralizó por la redes y el Málaga “le ha recompensado” por su valentía despidiéndolo.

“Habrá consecuencias y tu familia se enterará”

El sumario abarca más de 25 tomos , acumula más de 25 tomos y en él están imputadas una treintena de personas, entre ellos el futbolista del Levante Toño García, que incluso fue encarcelado. La Guardia Civil tuvo noticia de esta trama criminal cuando una de las víctimas se atrevió a denunciar en el cuartel de Sarrión (Teruel) . Tras efectuar un primer pago, continuó siendo extorsionado. Le dijeron que habría “consecuencias y tu familia se enterará”

En la prisión de Teruel duermen Los dos presuntos cabecillas, Ismael Bousnina, alias Salva, y Massinissa FerrahErik, permanecen recluidos desde su detención en la prisión de Teruel. En la causa se investigan delitos de extorsión, amenazas, contra la intimidad de las personas, falsedad documental, usurpación, blanqueo y organización criminal.

La “comandancia” de extorsionadores operaba desde el barrio de La Coma en Valencia


La trama de sextorsión ahora investigada ha sido definida por los expertos de la Guardia Civil como un “grupo criminal organizado” orientado a chantajear sexualmente a personas que contrataron los servicios de prostitutas a través de una web. El nombre de la misma era Pasión.com. En los informes preliminares se llegó a hablar de la posibilidad de que existieran hasta cientos de miles de afectados. .

El diario El País, en la noticia firmada por Óscar López Fonseca, se destaca que los chantajistas ejercían “una actividad extorsionadora compulsiva y depredadora sobre las víctimas, quienes —ante el temor de ser descubiertos por familiares y parejas su consumo habitual o esporádico de servicios sexuales— realizan desembolsos de diversas cantidades en una o en varias ocasiones”.

“En media hora quiero mi dinero y si no te pegaré dos tiros en la pierna”

Con el fin de lograr lo que pretendían, la red amenazaba a las víctimas con mandar a sus casas a supuestos mafiosos de Europa del Este que podrían ya no darles una paliza, sino matarles, llegado el caso, si rehusaban pagar. No era solo un caso de sextorsion, también de amenazas. Algunos de los mensajes eran así de taxativos: “En media hora quiero mi dinero y si no te pegaré dos tiros en la pierna”, y solo para cobrar 450 euros. Uno de los afectados llegó a pagar 25.000 euros. El botín recaudado por la red de extorsionadores superaba los cientos de miles de euros. La “comandancia” de los criminales se encontraba en el barrio valenciano de La Coma. Desde allí se coordinaba una red de mulas. Las mulas son conocidas como las pesonas que dan acceso a sus cuentas bancarias para recoger el dinero sin que exista ningún tipo de dato que los relaciones con los chantajes. Obtenian un 5% de los beneficios. De cada 1.000 euros, 50 eran para el coordinador y otros 50 para la mula. El dinero se retiraba de las cuentas casi siempre mediante un código. Intentaban no dejar el rastro de una tarjeta de crédito. ,

Entre los extorsionados figuraba el ex futbolista Abelardo, según informó en su momento Europa Press. El actual entrenador del Espanyol admitió

Abelardo si pagó y lejos de ser despedido como Víctor Sánchez del Amo, entrena en El Espanyol, mientras Benzema, que reconoció su implicación en el caso Valbuena, puede jugar en el Madrid

El entrenador Abelardo Fernández, admitió el pasado seis de marzo haber sido “víctima de una presunta extorsión”.

“En primer lugar, señalar que la presente comparecencia pública se efectúa para preservar el honor de mi familia y para evitar confusiones y malinterpretaciones”, comenzó Abelardo una rueda de prensa para aclarar lo ocurrido tras la publicación de una información por el periódico ‘Levante-EMV’.

En segundo lugar, reconocer que he sido víctima de una presunta extorsión; por lo cual, procedí a acusar la oportuna denuncia ante la Guardia Civil y posteriormente he prestado declaración al juzgado de instrucción de Teruel, en concepto de perjudicado”, añadió. Entonces entrenaba al Alavés.

Abelardo también recordó que “las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario”, por lo que ha querido mostrar su “absoluta extrañeza y disconformidad” ante las informaciones publicadas. “En todo momento me he mostrado dispuesto a colaborar tanto con la Guardia Civil como con la Justicia, de cara al esclarecimiento de la situación en la que me he visto implicado”, dijo.

En tercer lugar, lamentar enormemente esta situación, en ningún modo deseada y que afecta a mi ámbito estrictamente personal y al de mi familia, por lo que solicito igualmente el máximo respeto”, agregó. “Por último, quiero agradecer al Alavés su apoyo y respaldo ante esta situación, en la cual lamento haberme implicado por causas ajenas a mi persona”, concluyó. Él sí pagó, según Mundo Deportivo, 26.000 euros. Se supo cuando se levantó el secreto de sumario. Y ahora trabaja sin mayores problemas en El Espanyol. Y Benzema, que reconoció su implicación en el caso Valbuena, fue apartado cuando se conoció el caso Selección francesa, pero sí pudo jugar sin mayores problemas en el Real Madrid.