Ponencia sobre comunicación estratégica de Mauricio Fernández en el Cuartel General de la Armada

161
mauricio fernandez

El editor de Escudo Digital, Mauricio Fernández, impartió ayer martes una conferencia sobre “Comunicación estratégica, amenazas híbridas y seguridad”, en el Cuartel General de la Armada. En su exposición, seguida por un importante auditorio, habló de lo que mejor conoce, por su larga trayectoria en los medios de comunicación y en responsabilidades vinculados a la comunicación corporativa de grandes compañías, como Telefónica. El acto estuvo presidido por el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón.

Mauricio Fernández se refirió a lo que denominó Comunicación 4.0, que abarca los nuevos entornos que nos rodean, subrayando la importancia de los avances tecnológicos y el protagonismo cada día mayor de las redes sociales.

Intervención de Mauricio Fernández

“Ya nada es lo mismo. La sociedad y la comunicación están cambiando a gran velocidad. Por lo tanto, o te adaptas o mueres”, afirmó el editor de Escudo Digital. Por lo tanto, en su opinión, es necesario adaptarse a estos cambios o de lo contrario corres el riesgo de desaparecer.

En su exposición, presentó un panorama lleno de retos, en el que jugará un papel importante “la batalla del relato, las percepciones de las audiencias y la segmentación del mensaje”. Tras analizar todos estos cambios, Mauricio Fernández dedicó un apartado de su exposición a la importancia de las “guerras híbridas”, aquellas que se ganan o se pierden dentro del ciberespacio, subrayando en este nuevo ámbito de la defensa la necesaria apuesta por la ciberseguridad.

Ahora las batallas en estas “guerras híbridas” – según el conferenciante – se ganan o se pierden a través de cómo se utilice la información y la desinformación. La comunicación se hay convertido en un elemento prioritario, como por otra parte lo ha sido siempre, a la hora de afrontar cualquier conflicto.

Las conclusiones finales de su exposición

No se puede no comunicar, todas las actividades están bajo observación constante y en tiempo real, transmisión instánea de información con alcance global (“democratización/vulgarización de la información”), correcta coordinación entre lo que se hace y se dice, cada oportunidad con un mensaje, todo comunica, menos RRSS y más comunicadores, la información busca influir y no ofrecer una visión de la realidad, es imposible intentar controlar el gran flujo de información…

También recordó que conviene “entender mucho mejor a las audiencias: cultura, motivaciones y prejuicios”, lanzar “mensajes coherentes y modulados en función del ámbito que nos rodea” y “mejorar la capacidad para analizar, visualizar, prevenir y responder en tiempo y forma en el entorno de la información”.