Dentro del Plan Mayor Seguridad

La Policía detiene a los responsables de 60 robos a personas mayores en cajeros

202
robo mayores
Foto: Europa Press

Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer en Alicante a dos varones, de 43 y 44 de edad y nacionalidades argelina y francesa, como presuntos responsables de 60 delitos de “scalping” a personas de edad avanzada. Los arrestados, que fueron sorprendidos in fraganti por miembros de la Policía Nacional, forman parte de un grupo itinerante especializado en esta modalidad delictiva que consiste en observar el número personal de las tarjetas de crédito cuando los usuarios realizan una extracción en el cajero para después apoderase de la tarjeta mediante alguna distracción. Una vez con el PIN y la tarjeta en su poder realizaban extracciones de efectivo hasta que la tarjeta era desactivada o se quedaba sin saldo.

Los detenidos ponían el objetivo en las personas de mayor edad, más vulnerables a la hora de manipular los cajeros automáticos. En caso de no lograr sustraerles al descuido la tarjeta, tampoco dudaban en usar la violencia. Hasta el momento se les atribuyen 60 atracos, cometidos en Alicante, Madrid, Valladolid, Albacete y Málaga, con los que habrían obtenido cerca de 50.000 euros.

La investigación fue iniciada a principio del presente año al tener conocimiento a través de diferentes denuncias de la comisión de este tipo de hechos delictivos tanto en la provincia de Alicante como en otras provincias españolas. Las detenciones han sido posibles gracias al dispositivo especial desplegado entorno a las entidades bancarias, activado el día 25 para reforzar las medidas preventivas en el marco del Plan Mayor Seguridad con motivo del actual estado de alarma.

Vigilancia en las sucursales con mayor afluencia de personas de edad que acudían a cobrar sus pensiones

El pasado día 25 de marzo la Policía Nacional estableció en Alicante un dispositivo especial de prevención de la delincuencia que, en estrecha colaboración con los departamentos de seguridad privada de las principales entidades bancarias, se centró en las sucursales donde podría haber una mayor afluencia de personas de edad que acudían a cobrar sus pensiones. Los delincuentes, que no parecen respetar el confinamiento, eligen a sus víctimas entre la población de mayor edad.

Tanto es así que, a lo largo del año, los funcionarios policiales de cada Delegación de Participación Ciudadana se desplazan a centros y asociaciones de mayores para darles  consejos de seguridad a la hora de sacar dinero del banco y para proporcionarles los niveles de seguridad que les permitan un normal desenvolvimiento en la sociedad. También les explican cómo actuar frente al maltrato, a los robos en el interior del domicilio, así cómo en caso de estafas y uso fraudulento de sus propiedades, fondos, cuentas y cartillas de ahorro por parte de terceras personas.

En las mencionadas charlas la Policía Nacional informa acerca de medidas de seguridad básicas a la hora de utilizar un cajero automático o al acudir a una sucursal bancaria. Sin embargo, en estos días, y debido a la alerta sanitaria producida por el COVID-19, se intensificaron las labores operativas para seguir protegiéndoles, vigilando los principales lugares de riesgo, como son las sucursales bancarias durante los días del cobro de pensiones.

Precisamente, en el marco de este dispositivo, fueron detectados los arrestados en las inmediaciones de una sucursal bancaria en el momento que se disponían a realizar un nuevo hecho delictivo, por lo que fueron interceptados y detenidos por una dotación policial de paisano que formaba parte del operativo. Los detenidos, que fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Alicante, han ingresado en prisión.