Hoy se cumplen 25 años del secuestro

La Guardia Civil sigue empeñada en encontrar el cadáver de Publio Cordón con nuevos procedimientos técnicos

61
publio cordón

Hoy se cumplen 25 años del secuestro del empresario aragonés Publio Cordón, secuestrado junto al Canal Imperial de Zaragoza. Y su cadáver sigue sin aparecer, siendo una de las grandes incógnitas sin resolver en la historia del terrorismo español y – más concretamente – de la banda terrorista Grapo.

Sin embargo, la Guardia Civil persiste en su empeño de encontrar el cadáver, sea como sea, a pesar de los años transcurridos. Ya se probó hace unos años incluso un dron para realizar una prueba en Mont Ventoux (Francia) donde se supone que fue enterrado el conocido empresario. La prueba fue negativa y la Unidad Central Especial 1 de la Guardia Civil encargada de la investigación ha desechado ese camino nuevamente, a pesar de los rumores que circulan en sentido contrario.

“No nos rendimos. Encontraremos el cadáver, cueste lo que cueste”, confirman fuentes de la Guardia Civil

Lo que se busca realmente ahora, y se investiga junto con expertos en ese campo, son nuevos procedimientos técnicos que permitan detectar el pico de hierro que se utilizó para enterrar el cuerpo. Fuentes de la Guardia Civil consultadas por Escudo Digital opinan que es muy complicado, casi una misión imposible, y más encontrándose en Francia. Sin embargo, no entra en sus planes tirar la toalla. “No nos rendimos. Encontraremos el cadáver, cueste lo que cueste”, han confirmado esas mismas fuentes a este periódico.

Los agentes de la Guardia Civil especializados en este tipo de investigaciones creen que lo ideal sería realizar una nueva inspección en la zona donde podría encontrarse el cadáver, acompañados del exGrapo Silva Sande, y poder buscar con algún medio técnico mucho más preciso, que permita localizar con exactitud objetos de hierro.

Ya se emplearon en su momento en la búsqueda diferentes medios técnicos como georradar o detectores de metales más básicos, pero sin éxito. Ahora, la única solución es seguir investigando nuevos medios técnicos que permitan localizar el pico de hierro que supuestamente se enterró junto al cadáver de Publio Cordón. De lo contrario, será una misión totalmente imposible como lleva sucediendo estos últimos años. De cualquier forma, la Guardia Civil no se rinde, según confiesan agentes del instituto armado a Escudo Digital, y sigue intentando su localización para poner fin a una de las etapas más siniestras de la banda terrorista Grapo.

El exgrapo Fernando Silva Sande, condenado por el secuestro del empresario, confesó en la Audiencia Nacional en 2009 que Cordón murió tras saltar por una ventana cuando intentaba huir de su secuestro en una casa en Lyon y lo enterraron en Mont Ventoux. La confesión de Silva Sande ha llevado a la Guardia Civil y a expertos de detectores durante varios años a buscar los restos sin hallarlos, pero no cierran esta línea de investigación.

En estos momentos, cuatro terroristas implicados en el secuestro aún cumplen condena, según Instituciones Penitenciarias. Fernando Silva, el exGrapo que participó con la Guardia Civil en la búsqueda del cadáver de Publio Cordón en Mont Ventoux, fue trasladado de la prisión de Soto del Real (Madrid) a la de Teixeiro (La Coruña) en noviembre de 2018 para estar más cerca de su familia.