Frenar la escalada de violencia en Cataluña

300
incendios en Cataluña
Incendios en Cataluña. Foto: Europa Press

Los graves disturbios que se están produciendo en Cataluña no son precisamente la respuesta pacífica que anunciaban los independentistas a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los acusados por el “procés”.  La quema de contenedores y mobiliario urbano tampoco es un “tsunami democrático”. Como no lo es el corte de carreteras o el impedir la salida de vuelos en el aeropuerto de El Prat.

Como se adelantó en ESCUDO DIGITAL la semana pasada, los convocantes de las marchas pacíficas a Barcelona desde distintos puntos de la geografía catalana lo tenían todo previsto. Y hasta pedían que fueran un ejemplo de manifestación de protesta pacífica. Esas marchas ya han comenzado y su convergencia en la Ciudad Condal, el próximo viernes, será multitudinaria y esperemos que “pacífica”.

Pero, visto lo visto estos días, con calles del centro de Barcelona en llamas y decenas de manifestantes y mossos d´esquadra heridos, sería ingenuo pensar que estará garantizado el orden y la seguridad para los ciudadanos.

El Estado tiene medios y recursos legales para poner fin a esta escalada de violencia. Mientras el gobierno catalán se mueve en la equidistancia y Torra alienta las manifestaciones, a la vez que pide a los mossos que restablezcan el orden, en el Gobierno central se mantiene el compás de espera. Sánchez se reune con los líderes de PP y Ciudadanos antes de actuar. Pero poco más. Algunos, mientras tanto, sopesan las consecuencias que esas actuaciones puedan tener para el Partido Socialista en las próximas elecciones.

Pero la seguridad en las calles de Cataluña está por encima de cualquier interés electoralista. Los grupos violentos no pueden seguir poniendo en peligro la integridad y hasta la vida de los ciudadanos y de los servidores del orden.

Esta espiral de violencia y la tensión que se está viviendo en Cataluña tiene que acabar cuanto antes. Desde ESCUDO DIGITAL hacemos un llamamiento a la calma.