Un Lamborghini es el sueño de cualquier aspirante a millonario, y de muchos que ya lo son, pero no tienen que ser, por fuerza, buenos conductores ni tener suerte.

No hay más que ver el caso del hombre que compró un Lamborghini Huracan Spyder y lo estrelló a los 20 minutos de comprarlo.

Según informó The Independent, el pasado miércoles, el desafortunado dueño del coche ya destrozado acudió a un concesionario en el condado de Yorkshire, Inglaterra, para adquirir el modelo, que ronda los 270.000 euros en su versión más cara. Según publica el mencionado periódico, cuando se dirigía a su casa, por culpa de un fallo mecánico, frenó secó y el coche quedó destrozado por la moto que venía detrás y se estampó contra él.

La Policía de Yorkshire mostró en su cuenta de Twitter el desastroso resultado del accidente, aunque no indicaron si habían resultado heridos. “¡Es solo un coche! Pero, en esta ocasión, un Lamborghini nuevo que sólo ha durado 20 minutos”, escribieron.