Ocupa uno de los puestos más importantes en el ámbito de las cancillerías, dada la importancia de las relaciones entre España y Marruecos

La embajadora de Marruecos, Karima Benyaich, ejemplo y modelo de la nueva diplomacia

97
La embajadora de Marruecos en España Karima Benyaich y Felipe VI

Hasta hace relativamente poco, las embajadoras eran lo que define la cuarta acepción de esta palabra según la RAE: “fuera de los usos oficiales, cónyuge del embajador”. Ya no son una ni dos las que ejercen este cargo en el siglo XXI. Es el caso de Karima Benyaich, que ocupa uno de los puestos más importantes en el ámbito de las cancillerías, dada la importancia de las relaciones entre España y Marruecos. No es la única, pero quizás la más importante de todas las mujeres que ejercen este cargo. De 175 embajadas, 38 están regidas por mujeres, y Karima Benyaich, es según El Grupo de Debate de Nuevas perspectivas del Instituto Coordenadas, el modelo que ejemplariza a todas ellas, en un país donde la diplomacia española está en manos de una mujer, la ministra de Asuntos Exteriores Arancha González Laya.

El Grupo de Debate de Nuevas Perspectivas para un Mundo Diferente del Instituto Coordenadas señala que Madrid es un destino diplomático muy codiciado por las cancillerías, y en el caso de las relaciones bilaterales España-Marruecos, se trata de un destino especialmente importante. y muy valorado, con numerosas mujeres acreditadas ante España para desempeñar su función como embajadoras. No en vano, la diplomacia española está dirigida por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya.

Karima Benyaich se presentó ante el Rey de España con sus credenciales en junio de 2018. Los que la conocen la definen como una mujer inteligente, tranquila, con don de gentes, muy preparada. Nacida en Tetuán, Marruecos, estudió en la universidad de Montreal la carrera de Derecho, que completó con un máster en Ciencias Económicas. Acompañamos estas líneas con un vídeo de la intervención de la embajadora marroquí en España en el Desayuno Económico de Executive Forum y Cepsa.

Habla perfectamente castellano desde su niñez, ya que su madre, Carmen Millán, es española, concretamente de Granada. Su padre era Fadel Benyaich, médico personal del rey Hasán II. Fadel Benyaich falleció a los treinta y siete años durante el fallido golpe de Estado de Sjirat que se produjo en 1971. Antes de ocupar la embajada española, Karima ejerció las mismas funciones en la cancillería de Lisboa. Según el Instituto Coordenadas, su trabajo es módelico, y “No sólo por su implicación en la vida social, económica y cultural de la capital sino por su actuación ante conflictos que podrían haber empañado las relaciones a ambos lados del Estrecho de Gibraltar”, dicen los analistas.

Fuentes del Gobierno, según publica Servimedia, la definen como una gran experta en “desinflar el soufflé” en situaciones de tensión. La última fue cuando Felipe VI la llamó al el pasado diciembre a consultas después de que primer ministro de su país, Saadeddine El Othomani, dijo en una entrevista que Ceuta y Melilla “son marroquíes como el Sáhara”.

Karima Benyaich hizo lo imposible bilateralmente para solucionar rebajar la tensión y lograr que todo quedara en una especie de malentendido. Benyaich ha ocupado cargos de relevancia en el Ministerio de Exteriores de su país antes de iniciar su carrera como embajadora en Portugal”

Actualmente hay 38 embajadoras en España

El Instituto Coordenadas señala que es remarcable que países como Marruecos, Israel, Líbano, Omán o Nepal tengan mujeres a mujeres al frente de la diplomacia de sus países en Madrid. La Secretaría General Iberoamericana o Naciones Unidas también tienen embajadoras en nuestro país. Según el análisis del Instituto, la diplomacia en España es cada vez más femenina, aunque aún está “lejos de lograr la paridad interna”. Así, el valor de la diplomacia gestionada con este sesgo de género cobra especial relevancia en la capital de España, en un momento en el que nuestro país tiene como objetivo poner el valor de las mujeres en puestos de relevancia.

Karima Benyaich, embajadora de Marruecos en España junto a algunas de sus colegas diplomáticas. Foto: Embajada de Marruecos y Servimedia.

Algunas de las embajadora de otros países en España han ocupado cargos ministeriales y de gran relevancia en sus gobiernos. Además de Karima Benyaich en Madrid ejercen la máxima función diplomática las representantes de México , María Carmen Oñate Muñoz; la embajadora de Australia, Sophie Ross. La representante de Colombia es María Carolina Barco; Sile Maguire la de Islandia. Rodica Radian-Gordon figura como representante de Israel; Tiina Jortikka como embajadora de Finlandia. Areej Mahmoud Saled Hawadeh es la embajadora de Jordania; Gabriela Dancau, la de Rumanía; Thenjine Ethel Mtingo es la representante de Sudáfrica y Wendy Drukier, la de Canadá, entre otras.

Artículo
La embajadora de Marruecos, Karima Banyaich, ejemplo y modelo de la nueva diplomacia
Nombre
La embajadora de Marruecos, Karima Banyaich, ejemplo y modelo de la nueva diplomacia
Descripcion
Tiene 57 años y su padre fue el médico personal de Hassan II. La embajadora de Marruecos en España, es una mujer extraordinariamente preparada que ha sido declarada como representante modelo de sus colegas femeningas.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo