Son las tendencias que están transformando la cadena de suministro

La logística se transforma gracias al Big Data, la inteligencia artificial y la preocupación medioambiental

77
El Big Data y la ciberseguridad, así como la robótica, grandes aliados en la lucha contra el COVID-19

La logística es un sector que en 2019 contó con un valor de 74.685 millones de euros y representó el 6% del PIB nacional. La patronal de logística UNO habla de una caída interanual del 65% durante el año pasado en sectores estrechamente vinculados a este, comol el textil, la hostelería o la restauración, a causa de la pandemia.

Sin embargo, el gran impulso sufrido por el comercio electrónico el pasado ejercicio debido a los confinamientos ( en el último trimestre de 2020 ingresó 14.163 millones de euros, un 9,3% más) ha ayudado a mitigar este descenso en la facturación del sector logístico.

“Estos datos dejan claro que hablar de Logística es, hoy más que nunca, hablar también de eCommerce”, comenta en un comunicado de prensa Noelia Lázaro, directora de Marketing de Packlink. “Esto supone nuevos desafíos, como una logística sostenible, más receptiva a los rápidos cambios del sector y cada vez más digitalizada. Las nuevas tecnologías permiten optimizar los procesos de la cadena de suministro, importantes no sólo por razones económicas, sino también para satisfacer a una clientela cada vez más exigente”.

Desde la plataforma de comparación y contratación de envíos de paquetería para particulares y empresas Packlink destacan varias tendencias que marcarán al negocio en los próximos años.

La logística será cada vez más sostenible

Un estudio de Capgemini publicado el año pasado pone de manifiesto que 7 de cada 10 españoles ya hacen sus compras consideran el impacto ambiental que puede tener un producto o servicio. Por otro lado, la Comisión Europea quiere reducir el 60% en las emisiones del sector de transporte para 2050.

Así, se espera un incremento de combustibles alternativos como el metano, el GLP o la electricidad en los vehículos de reparto para reducir su huella de carbono.

Los vehículos pesados ​​(camiones) resultan más ecológicos que el transporte aéreo que, a corto plazo, puede impactar hasta 15 veces más. El rendimiento de los trenes es incluso mejor, especialmente si tienen tracción eléctrica: un 70% menos de emisiones de CO2 en comparación con el transporte por carretera.

En la organización del transporte, la saturación de los vehículos juega un papel muy importante: a nivel “unitario” (ton/km) la eficiencia de la mercancía transportada será mayor, pudiendo así cobrar menores emisiones (en promedio, 51,62 toneladas menos de CO2 al año). Finalmente, de cara a una estrategia a largo plazo, conviene repensar la estructura de la red logística: la creación de hubs nacionales permite incrementar los niveles de servicio, reducir los kilómetros recorridos y el número de vehículos utilizados, generando una reducción de unas 450 toneladas de CO2.

Big Data para mejorar las entregas

El Big Data está permitiendo crear la llamada Logística 4.0. Un estudio del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital) subraya que entre las compañías españolas que emplean el uso masivo de datos, las empresas de transporte y almacenamiento se sirven de esta tecnología en el 19% de los casos.

Gracias al Biga Data es posible administrar las operaciones con mayor facilidad y tener proyecciones futuras de las necesidades y preferencias de los clientes, además de las tendencias del mercado. Mediante el uso de Big Data en el sector logístico se reduce el riesgo de escasez o excedente de mercancía en el almacén (recortando stocks del 20 al 30% de media) con una mejor distribución de recursos, y también se mejoran los procesos de atención al cliente, ofreciendo un servicio dirigido y específico al cliente.

Mayor inteligencia en la cadena de suministro

La consultora norteamericana McKinsey estima que las empresas de logística pueden generar un retorno de la inversión entre 1.300 y 2.000 millones de dólares al año mediante la adopción de inteligencia artificial. Precisamente después del impacto de Covid-19 en las cadenas de suministro globales, el 78% de los gerentes dijeron que querían mejorar las inversiones en inteligencia artificial, ya que son necesarias para hacer que la cadena de suministro sea resiliente durante escenarios de inestabilidad extrema.

De hecho, la IA permite reconocer (riesgos, fallas y tendencias), analizar (escenarios hipotéticos, demanda real del cliente, simulación de pruebas de estrés), reconfigurar automáticamente (rediseñar redes ante amenazas) y agilizar las operaciones (establecer reglas operativas, gestionar la volatilidad de la demanda y mitigar el shock de la cadena de suministro).

Gracias a la IA las compañías de mensajería y logística pueden reducir las existencias hasta un 75%, recortar los costes administrativos de un 80% y bajar los costes de almacenamiento del 15% al ​​30%.

Artículo
Los principales motores de la transformación de la logística
Nombre
Los principales motores de la transformación de la logística
Descripcion
La sostenibilidad, la inteligencia artificial y el Big Data son tendencias que están transformando la cadena de suministro.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo