Muere la segunda anciana catalana atropellada por un patinete eléctrico

123
accidente de patinete

No es la primera víctima de patinete eléctrico que ha muerto en un accidente, pero su caso ha causado un enorme impacto en los medios de comunicación. Josefa Montoya, a los 82 años, ha perdido la vida como consecuencia de las secuelas del accidente que sufrió el pasado 22 de noviembre, en el cruce dos dos calles de Barcelona, la de Joaquím Costa y la del Carme. Iba buscando la suerte y se encontró con la muerte.

Y es que Josefa iba a comprar un billete de lotería, según cuenta El Periódico de Cataluña. El patinete impactó de forma frontal contra ella cuando se dirigía a la administración. Se quedó en el suelo en posición supina, consciente, hasta que llegó la ambulancia que la trasladaría hasta el Hospital del Mar.

Entró en coma, y fue intervenida de urgencia. Tres días después fallecía. Al no haber fallecido en las 24 horas posteriores al impacto, no contabiliza a nivel estadístico como una víctima de un accidente de tráfico, pero si el conductor del VPM no se hubiera cruzado en su camino, probablemente estaría viva. Su caso solo cuenta como el de una “herida grave”.

iBA A COMPRAR UN BILLETE DE LOTERÍA, EN BUSCA DE LA SUERTE, Y LA MUERTE , A BORDO DE UN PATINETE ELÉCTRICO, SE CRUZÓ EN SU CAMINO

Josefa había sobrevido a un cáncer de colon, y eso que los médicos, según señala El periódico de Cataluña le habían dicho que tenía tan solo un 20 % de posibilidades de no morir tras la intervención. Tuvo suerte, y tras tres sesiones de quimioterapia, justo la semana que murió, comenzó a sentirse mejor. iban a concederle un descanso en el tratamiento.

La primera fallecida por accidente de tráfico fue otra anciana en Esplugues de Llobregat el año pasado. Tenía 90 años y caminaba con un andador por la rambla del Carme, en Esplugues de Llobregat. Iba con un andador, un patinete en el que iban dos jóvenes colisionó contra ella, cayó de cabeza y murió unas horas después en el hospital.

La DGT confirmó que se trataba de la primera muerte conocida de un peatón por el atropello de un patinete eléctrico.

Hace falta que transcurran 24 horas entre el accidente y la muerte, lo que dificulta conocer las estadísticas de fallecimiento, pero al menos ya son seis personas las fallecidas

Según un estudio de la Fundación Mapfre que lleva por nombre “Nuevos sistemas de movilidad personal en ciudad y sus problemas asociados a la seguridad vial”, los nuevos sistemas de movilidad ocasionaron el fallecimiento de 5 personas en el 2018 y han provocado cientos de heridos, 273 con lesiones. Más de 200 de los accidentados eran peatones. El hecho ya mencionado de que hace falta que transcurran 24 horas entre el accidente y la muerte dificulta conocer realmente cuantas personas han podido morir como consecuencias de las secuelas de estos accidentes.

Como ya informó Escudo Digital, la DGT, ante el vacío legal sobre los patinetes electricos o VPM, ha dictado unas disposiciones transitorias que pueden servir de algo, aunque no soluciona el problema más grave. Los patinetes no tienen obligación de pagar un seguro. Otro mal añadido es que el problema no son siempre los patinetes, sino algunos descerebrados que los conducen, sin la más mínima prudencia.