El tráfico de coches por carretera cae un 70% y el de camiones, un 22% para asegurar el abastecimiento

26
tráfico carretera y camiones

La secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo, ha informado que el tráfico de vehículos particulares por la red de carreteras del Estado ha caído una media del 70% desde que se decretó el estado de alarma, si bien el Gobierno, junto con la Policía y la Guardia Civil, siguen trabajando para reducirlo aún más.

“Es muy importante reducir lo máximo posible esta movilidad y de ahí la importancia de los controles que realizan la Policía y la Guardia Civil”, aseguró la secretaria general de Transportes, María Jesús Rallo, en relación al trabajo que estos efectivos realizan en las carreteras para evitar desplazamientos que no sean por causas de fuerza mayor.

Es la primera vez, desde que empezaron a aplicarse las medidas de confinamiento, en que un ‘alto cargo’ de Transportes ofrece datos sobre los movimientos de vehículos privados en las carreteras en una rueda de prensa. Según la responsable de Transportes, el descenso en la circulación es general en “toda España”, tanto en el entorno urbano como en los grandes ejes y autovías de comunicación que unen los principales núcleos del país.

En Madrid el tráfico de vehículos particulares ha descendido un 70%, en Barcelona un 68% y en Sevilla, un 81%

En el caso de los núcleos de población, detalló que en Madrid el tráfico de vehículos particulares ha descendido un 70%, en Barcelona un 68% y en Sevilla, un 81%. En cuanto a los distintos transportes colectivos, Rallo ha indicado que el continuo descenso de viajeros detectado “demuestran el gran compromiso por parte de toda la sociedad para reducir la movilidad”. “Constituye un esfuerzo de toda la población cumplir con el confinamiento y el resultado lo vemos día a día”, añadió la secretaria general de Transportes.

En cuanto al transporte de Cercanías, registra una ocupación de menos del 12% respecto a su capacidad total, porcentaje que se reduce a “menos del 5%” en alguna de las diez capitales donde Renfe presta este servicio. Es el caso de Valencia, Murcia, Bilbao o San Sebastián.

Estos porcentajes contrastan con la ocupación media del 25% que los trenes de Cercanías presentaban hace una semana y “demuestran” la “paulatina reducción” que se ha registrado desde entonces. Rallo apuntó el caso concreto de Sevilla, donde las Cercanías han pasado de circular al 52% de su capacidad al comienzos de semana, a hacerlo con una tasa de ocupación “inferior al 10%”.

En cuanto a los trenes AVE y Larga Distancia, la ocupación es menor al 10%. Así, es de un 6% en el caso de los trenes que enlazan Madrid y Barcelona, una de las conexiones de más demanda del país, de un 6,9% en el corredor entre la capital y Valencia, de un 8% en los enlaces con el Norte del país y del 4% por el eje Mediterráneo.

Respecto al transporte en autobús de línea interurbano, presentaba el sábado un desplome en el número de viajeros del 94%, caída así más acusada respecto a la del 63% de unos días antes.

Por su parte, el tráfico aéreo en la Península contabiliza un descenso de pasajeros del 72%, frente al del 68% de hace unos días.

La secretaria general de Transportes, María José Rallo, subraya la importancia del transporte profesional para garantizar los abastecimiento

El tráfico de camiones de transporte de mercancías por la red de carreteras ha descendido una media del 22% desde que se decretó el estado de alarma, una reducción que, “dada la actual situación extraordinaria, hace pensar que no habrá problemas de abastecimiento”.

Así lo indicó también la secretaria general de Transportes, María José Rallo, quien subrayó la importancia del transporte profesional para garantizar los abastecimientos. Rallo considera que el descenso del 22% que se ha anotado el tránsito de camiones, si bien es una cifra “menor” a la habitual, es preciso ponerla en el actual contexto de la actual “situación extraordinaria” en la que se ha producido la paralización de distintas actividades productivas y fábricas que no son básicas.

Además, este dato de disminución contrasta con el desplome del 70% que registra el tráfico de vehículos particulares por las carreteras del Estado. “El hecho de que el transporte de vehículos pesado haya disminuido un 22% respecto a un día normal equivalente nos hace pensar que no habrá problemas de abastecimiento”, indicó la responsable del Ministerio de Transportes.