En la India

Una joven muere mientras se hacía un selfie con una escopeta que disparó accidentalmente

472
Imagen ilustrativa

Una joven india de 26 años ha terminado accidentalmente con su vida mientras posaba para hacerse un selfie con una escopeta que pertenecía a su suegro y no sabía que estaba cargada. Según informa The Times of India, la joven se llamaba Radhika Gupta y falleció el pasado 22 de julio mientras estaba tratando de hacerse un selfie con el arma en la habitación de su casa, en la ciudad de Hardoi. En un descuido, Radhika apretó el gatillo y la bala le impactó directamente en el cuello en un disparo que acabo costándole la vida.

Su suegro, Rajesh Gupta, se encontraba en ese momento en la vivienda y ha contado que escucharon el disparo alrededor de las 4 de la tarde y fueron inmediatamente a la habitación de la joven. “La llevamos al hospital más cercano, donde sucumbió a las heridas”.

Las pistas que apuntan a que murió mientras se hacía un selfie con el arma

Radhika no presentaba ninguna marca de violencia en su cuerpo y el propio Gupta también explicó que encontraron su teléfono móvil junto a ella y que la cámara tenía activado el modo selfie. Las autoridades incautaron la escopeta y el móvil para el examen forense, pero ya han encontrado una pista que parece confirmar que la joven murió al disparar el arma accidentalmente mientras se hacía un selfie.

“Hemos observado un solo disparo en el cuerpo y, a primera vista, no se encontraron signos de lucha en el cuerpo de la víctima”. “También hemos recuperado una foto de la víctima con el arma, se dice que se la hizo segundos antes de que muriera”.

La policía también ha señalado que el marido de la víctima, con quien se casó el pasado mes de mayo, señaló en su interrogatorio que su mujer se “emocionó demasiado al ver el arma”.

“Ella ya se había tomado fotos con la pistola, pero quería más, Por lo tanto, durante otro intento de selfie, se apretó el gatillo”, lamentó.

El padre de Radhika sospecha que pudo ser un asesinato

A pesar de estas circunstancias, el padre de la víctima sospecha que la historia ha podido ser inventada para encubrir el asesinato de su hija y ha presentado una denuncia en la comisaría.

“Un oficial de alto cargo declaró que se pedirá a los expertos forenses que investiguen el caso y, si surge la necesidad, se volverá a crear la escena del crimen”, concluye la información de The Times of India.