40.000 euros que ya han sido recuperados

Roban en el hospital todos sus ahorros a unos ancianos que temían que durante el ingreso ocuparan su casa

418

40.000 euros, los ahorros de toda una vida. Esa es la cantidad de dinero que sustrajeron a una pareja de ancianos que llevaban un mes ingresados en un hospital sevillano (el marido acompañando a su mujer, de 86 años, que era la paciente) y que, ante el temor de que en ese tiempo su casa fuera ocupada, decidió llevarse todos sus ahorros consigo hasta la habitación del centro sanitario.

Allí, pensando que estaban más seguros, los guardaron en su taquilla, donde los creían a salvo de desalmados como los dos autores de este delito de hurto, ya que ni siquiera tuvieron que robar el suculento botín para hacerse con él. En este caso se trataba de dos hermanos, uno de ellos menor de edad, familiares de la persona con la que compartían habitación los ancianos, quienes sustrajeron el dinero de forma sigilosa.

La pareja de ancianos, cuando se dio cuenta, horrorizada, actuó con rapidez y alertó a la dirección del hospital, que inmediatamente puso en marcha un operativo para encontrarlos.

Revisión de las cámaras de seguridad

Tras la pertinente denuncia, la Policía Nacional revisó las grabaciones de las cámaras de seguridad del centro y tomó declaración a distintas personas, lo que les permitió estrechar el cerco alrededor de los dos posibles responsables del robo.

Al día siguiente, el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría del Distrito Sur encargado de la investigación localizó a uno de estos y registró su domicilio, aunque no halló el dinero. Un día más tarde los agentes supieron que varios individuos encapuchados y armados con palos de béisbol se presentaron en casa del segundo sospechoso, quien aún no había sido detenido, al haber trascendido que disponía de gran cantidad de dinero en su poder.

Ante esta situación, los agentes localizaron y detuvieron al segundo de los investigados, un menor, hermano del otro detenido, quien explicó que había escondido el dinero en un descampado próximo a la vivienda de su novia.

Con la ayuda de la Unidad de Guías Caninos, en concreto un perro entrenado para la búsqueda de dinero, la policía se personó en esa zona, donde encontró enterrado el botín. Los agentes entregaron el dinero al matrimonio octogenario y les acompañaron hasta una entidad bancaria para que depositaran sus ahorros a salvo de okupas y de desalmados.

Artículo
Roban en el hospital todos sus ahorros a unos ancianos que temían que durante el ingreso ocuparan su casa
Nombre
Roban en el hospital todos sus ahorros a unos ancianos que temían que durante el ingreso ocuparan su casa
Descripcion
La pareja de ancianos, cuando se dio cuenta de la desaparición de los 40.000 euros, alertó a la dirección del hospital.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo