Las legumbres tienen una importancia estratégica para la seguridad alimentaria, según la FAO

299
garbanzos imprescindibles para garantizar la seguridad alimentaria mundial

La FAO decidió en 2019 dedicar oficialmente cada día 10 de febrero al ‘Día Mundial de las Legumbres’, dentro de su iniciativa ‘Objetivos 2030 de la ONU para el Desarrollo Sostenible y Hambre Cero’ por su papel en la sostenibilidad del planeta; su importancia estratégica en la seguridad alimentaria mundial; y sus beneficios nutricionales claves para conseguir una dieta equilibrada y cuidar nuestra salud.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) reconoce que las legumbres son un cultivo “vital” para alimentar al planeta de forma sostenible para poder luchar contra el cambio climático, según ha informado la Asociación de Legumbristas de España.

Además, la FAO también ha hecho hincapié en que el cultivo y comercio de legumbres depende en muchas zonas rurales del trabajo de las mujeres, que las cultivas y venden, o intercambian por otros alimentos y, por tanto, ayudan a su empoderamiento dentro de sus comunidades.

Por otro lado, la Asociación de Legumbristas de España ha destacado que grandes chefs de todo el mundo han recuperado las legumbres en sus cartas y también “son tendencia” entre muchos colectivos de gente joven, como veganos, deportistas o personas preocupadas por el medioambiente.

Se recomienda tomar 7 kilos de legumbres por persona y año, en España no llegamos a la mitad

Según el último estudio de ‘La Alimentación en España 2019’, elaborado por Mercasa, en el año 2018 los hogares españoles consumieron 146,6 millones de kilos de legumbres y gastaron 284,3 millones de euros en estos productos. En términos per cápita, se llegó a los 3,2 kilos de consumo por persona y año, pero “muy lejos todavía” de los 7 kilos por persona y año que se consume de media en el mundo.

Para empujar en esta dirección, la Fundación Española de la Nutrición ha lanzado una ‘Declaración Nutricional sobre las Legumbres’ en la que destaca todos los beneficios de este alimento, como que suponen un aporte de proteína vegetal de alta calidad (20-30%) y de hidratos de carbono mayoritariamente complejos (30-60%), con un casi inexistente contenido en grasa (1-5%).

Las legumbres, además, aportan fibra, minerales (K, P, Ca, Mg, Fe, Zn, Se, Cu y Mn entre otros), vitaminas (destacando las del grupo B y la E) y distintos compuestos bioactivos.

Desde la Asociación de Legumbristas de España, se han mostrado “optimistas” en cuanto al crecimiento del consumo, puesto que las legumbres “ya no son un plato estacional y existen multitud de formas de consumirlas”.