Piden a Sanidad que las farmacias puedan dispensar algunos fármacos hospitalarios

51
framacias

El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha instado al Ministerio de Sanidad a que deje, en el actual escenario de estado de alarma por el coronavirus, a las farmacias comunitarias dispensar los medicamentos de diagnóstico hospitalario con reserva singular para personas inmunodeprimidas o pacientes complejos que tienen que ir a los hospitales por sus tratamientos.

Se trata de una petición, tal y como ha explicado a Europa Press el presidente de la organización, Jesús Aguilar, que tiene como objetivo evitar a estos enfermos los “largos desplazamientos” que tienen que realizar para obtener sus medicinas y, así, reducir los posibles contagios de coronavirus. No obstante, ha asegurado que la dispensación se realizará siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias, en coordinación con la Distribución Farmacéutica

Asimismo, y en línea con la petición lanzada por el Gobierno de evitar los desplazamientos, desde el organismo se ha instado al departamento que dirige Salvador Illa a que se autorice a las farmacias comunitarias a dispensar a los pacientes la medicación que tienen en su receta electrónica para que no tengan que acudir al centro de salud para que la receten. “Esta medida ya se ha impulsado en algunas comunidades autónomas pero se puede ampliar a toda España”, ha dicho Aguilar.

Ahora bien, mientras Sanidad atiende a esta demanda, la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha publicado un protocolo para los profesionales que trabajan en este área y los pacientes que acuden a recoger sus medicinas para que reduzcan el riesgo de contagio del nuevo coronavirus.

Para evitar “largos desplazamientos” que tienen que realizar para obtener sus medicinas

En concreto, el documento aconseja a los enfermos limitar su presencia en los servicios de Farmacia de los hospitales, utilizar el gel hidroalcohólico instalado en estas áreas, y pedir cita telefónica o vía correo electrónico para no permanecer en la cola de citación. Del mismo modo, se pide que sólo vayan acompañados por una persona a la hora de recoger sus medicinas.

Para los farmacéuticos hospitalarios, el protocolo establece la necesidad de evitar tocar con la mano los documentos del paciente; utilizar el gel hidroalcohólico cada vez que haya tocado un papel del enfermo y entre pacientes; mantener una distancia mínima de un metro; revisar la historia clínica antes de la consulta para minimizar el tiempo de contacto; desinfectar con alcohol 70 por ciento los objetos y superficie de la mesa; y dispensar la medicación que sea necesaria hasta la fecha de la próxima consulta médica del paciente.

Finalmente, la SEFH desaconseja que los pacientes con patología respiratoria o con medicación inmunosupresora acudan a las consultas de Farmacia, recomendando que recojan la medicación un familiar o una persona autorizada.

“De modo excepcional, y para aquellos pacientes que estén en aislamiento domiciliario o aquellos que sean atendidos mediante consulta médica no presencial para evitar exposición y que no tengan ningún familiar, persona autorizada u otro medio para recoger la medicación, valorar la posibilidad de entrega a domicilio a través de los procedimientos que se establezcan en el centro”, ha zanjado.