La Guardia Civil los sorprende en un pueblo de Sevilla

La accidentada matanza del cerdo en tiempos de coronavirus

68
matanza del cerdo
Foto: Archivo

Estamos viviendo situaciones que jamás hubiéramos imaginado por culpa de la maldita pandemia del coronavirus. Desde la señora que cuelga al perro por el balcón, otro que lo alquila, o el que saca a pasear a una mascota de peluche. La imaginación no tiene límites, pero a veces choca con la cruda realidad. Y con las fuerzas del orden. Así les ocurrió en un pueblo de Sevilla a unos vecinos que estaban realizando la matanza, hasta que llegó la Guardia Civil.

En el comunicado de la Benemérita se dice lo siguiente: “La Guardia Civil ha localizado a un grupo de personas realizando la matanza de un cerdo sin justificación y sin cumplir con las medidas higiénico-sanitarias y de seguridad establecidas en el estado de alarma. La actuación tuvo lugar cuando los agentes estaban realizando servicios de control de personas para la verificación del cumplimiento del Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma en los alrededores de la localidad sevillana de Las Navas de la Concepción

Los agentes que realizaban su servicio en esa zona de Sevilla sorprendieron a un grupo de personas cumpliendo con el tradicional rito de la matanza del cerdo, sin portar ningún tipo de medida higiénico-sanitaria, dictadas por las autoridades, ni tampoco pudiendo aportar documentación alguna que justificara la realización de dicha matanza.

Es más, la matanza en cuestión se estaba celebrando casi como si se tratara de una fiesta – cosa que siempre ha sido así en las pequeñas poblaciones de la España rural – y sin tener en cuenta – algo harto difícil, por otra parte, en esas circunstancias – las distancias de seguridad que marca el estado de alarma entre los participantes de la misma.

Por lo tanto, los agentes de la Guardia Civil no tuvieron más remedio que  dispersar  a las personas allí reunidas, denunciándolos por incumplimiento del RD. 463/2020 sobre el estado de alarma. La actuación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes al Puesto de Las Navas de la Concepción (Sevilla).