UNICEF pide responsabilidad a las familias en el estreno de las salidas para menores de 14 años

196
niños coronavirus

Una salida diaria para dar un paseo corto. Esta es la propuesta del Gobierno para que, desde hoy mismo, se alivie el confinamiento de los más pequeños de cada hogar español; algo tan aplaudido como debatido. Un asunto delicado que ha obligado a hilar fino e ir matizando hasta fijar las condiciones definitivas. UNICEF España también ha expuesto su punto de vista sobre este tema.

Si primero se habló de niños de hasta 12 años, ahora pueden salir los menores de 14 y si, inicialmente, se plantearon “ paseos justificados” para acompañar a un adulto de la casa en las salidas a determinados establecimientos, al final se ha permitido que salgan a dar una vuelta sin más, siempre con las limitaciones y precauciones necesarias. 

UNICEF España ha valorado “positivamente” las medidas del Gobierno para que los niños salgan a la calle y ha pedido responsabilidad a las familias para que estas “sean seguras”. En un comunicado la organización ha recordado que los niños llevan más de un mes sin poder salir a la calle, ir a la escuela, jugar con sus amigos o visitar a sus familiares y han destacado que “la actividad física es clave para su bienestar físico y emocional”.

La UNICEF pide que se extremen las medidas de seguridad.

Su presidente, Gustavo Suárez, ha señalado a Europa Press que el bienestar de todos los niños y niñas es “su prioridad” razón por la cual celebran que puedan salir “ a tomar el aire y pasear por su salud física y mental” y lo valora como “muy positivo”. No obstante, advierte: “ en esta situación de pandemia deberá hacerse de forma controlada y cumpliendo las medidas de seguridad recomendadas”. Para ello, insta a que los menores “sean informados adecuadamente” sobre las instrucciones a seguir y sus cuidadores “se aseguren de que las comprenden”.

La organización recalca que la aprobación de esta medida debe verse como un derecho y una oportunidad de disfrutar de los beneficios de salir al aire libre, no como una obligación”. Por tanto, si por algún motivo no quisieran salir se aconseja no insistirles.

Por otro lado, UNICEF España pide que se tenga también en cuenta a aquellos que viven en los centros de protección, cuyas salidas deben establecer las comunidades autónomas. “Es muy importante que también puedan acogerse a la medida y que puedan hacerlo por turnos, con el debido acompañamiento de educadores y cuidadores”, indica Suárez. Asimismo, no se olvidan de los que ya han cumplido 14, excluidos de esta tanda, o tienen una edad de hasta 17 años, para los que la ONG subraya que “no se debe perder de vista que siguen siendo niños -aunque más maduros- y por tanto deberían darse indicaciones de salida adaptadas”.

Paseos cortos y sin alejarse mucho de casa

Igualmente, comparten con expertos y autoridades que los paseos sean “cortos, cercanos al domicilio, respetando la distancia de seguridad de dos metros con otros viandantes y cumpliendo las normas de higiene de lavado, antes y después”.

Han sido muchos los pediatras, psicólogos y orientadores que venían reclamando semanas atrás que los más pequeños pudieran relajar el confinamiento de forma puntual y segura. Una decisión ya adoptada en otros países europeos, como Francia, Italia y Alemania.

Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) han añadido sugerencias como “que vayan de la mano del acompañante, con mascarilla y no estén fuera más de media hora”.

Como finalmente se ha acordado por el ejecutivo, Javier Urra, ex Defensor del menor de la Comunidad de Madrid y miembro del comité que ha estudiado y asesorado la iniciativa, ha recalcado lo importante que es que se fije un máximo de distancia de un kilómetro desde el domicilio.

Con intención de ayudar a que no haya despistes y no se exceda el radio marcado para el paseo, por whatsapp circula, desde hace un par de días una calculadora, que marca el territorio para cada caso; una herramienta tan práctica como viral, y que va ‘firmada’ por Álvaro L. Maroto. (Véase imagen adjunta)

Todo en aras de que esta licencia ‘anti-encierro’ para niños y niñas pueda prosperar sin problemas. Lo contrario sería decepcionante para todos y en especial, para ellos. Sus expectativas son altas, tal y como se ve en las opiniones que UNICEF ha recogido a través de los Consejos de Participación Infantil: “estoy deseando poder salir, porque aquí, en casa, me estoy aburriendo un poquito sin moverme”, dice Victoria de 9 años. Aunque también los hay que no lo ven muy claro, como Elías, de cinco: “Yo no quiero salir porque ese bichito está por la calle”.

Los que al final se animen deben recordar bien las condiciones. Pueden salir hasta tres niños que convivan bajo un mismo techo y con un adulto también de la casa – progenitores, tutor legal o empleada del hogar a cargo que viva con ellos -, durante un máximo de una hora y no más allá de un kilómetro. Tiene que ser en horario de 9 a 21h y con la posibilidad de sacar algún juguete.

¡Buen paseo! y, sobre todo, que se dé con plenas garantías, lo que implica seguir a rajatabla las instrucciones sanitarias.