Según el Instituto Coordenadas

Sin la reactivación inmediata de la sanidad pública, se triplicarán las listas de espera

191
listas espera hospitales
Foto: Europa Press

La atención a los pacientes vera multiplicada por tres sus listas de espera, si después de la pandemia causada por el Covid-19 no hay “una reactivación inmediata del Sistema Nacional de Salud”. Una alerta que lanza el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, sobre todo considerando el parón que han sufrido las operaciones no urgentes y las consultas especializadas.

Al dar este pronóstico, la institución ha recordado que las listas de espera batieron un récord de 671.494 pacientes en junio del año pasado, un 15,8% de ellos por encima de los seis meses, la cifra más alta desde 2003.

A su juicio, una vez superados los peores momentos de la crisis del Covid-19, hacen falta “medidas urgentes” que garanticen la seguridad de profesionales y pacientes, y al tiempo, la actividad asistencial “no Covid-19” para evitar un colapso.

El Instituto Coordenadas ha subrayado que algunas comunidades autónomas pueden afrontar una desescalada hospitalaria con zonas ‘limpias’ para hacer frente a las necesidades sanitarias más allá de la crisis sanitaria derivada del coronavirus. “El aplanamiento de la curva de contagios ha estabilizado la tasa de hospitalizaciones y de entrada en UCI, que ya está por debajo del 2%”, indican.

Hospitales de campaña, como el de Ifema (Madrid) y el de la Fira (Barcelona), junto con el de Bellvitge (Barcelona), tienen la perspectiva de convertirse en centros hospitalarios monográficos para tratar a pacientes con Covid-19 y poder destinar las camas en los hospitales a las patologías comunes.

En este sentido, Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, ha destacado que “la batería de medidas para combatir el coronavirus llega en un momento en que las listas de espera están en máximos, algo incompatible con el derecho constitucional a la salud”.

Un 57% menos de angioplastias desde que se decretó el estado de alarma

“Las necesidades sanitarias de los pacientes ‘no Covid-19’ no pueden seguir en estado de hibernación. Es urgente acondicionar y dejar limpio de coronavirus buena parte del sistema de salud para poder reactivar una actividad sanitaria post-Covid”, explicó.

Por otro lado, el Instituto Coordenadas apuntó que muchos pacientes con patologías agudas o crónicas han dejado de acudir a los centros hospitalarios ante el temor de contagiarse del coronavirus, lo que provoca situaciones de graves riesgo e incluso fallecimientos.

La Sociedad Española de Cardiología, ha constatado en una encuesta a 71 servicios cardiológicos que se han realizado un 57% menos de angioplastias desde que se decretó el estado de alarma. Esto evidencia la gravedad de que muchos pacientes con infarto de miocardio hayan aguantado y padecido infartos en sus domicilios acudiendo a las urgencias hospitalarias cuando el daño ya ha impactado de forma severa.

Más riesgos para las patologías agudas o crónicas en impás de espera

Las consultas neurológicas también se han diezmado por la pandemia, pues “prácticamente han cerrado y los pacientes con enfermedades serias, como epilepsias o párkinson, recurren a la atención telefónica u otros sistemas de telemedicina”, según el Instituto Coordenadas.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha llevado a cabo un estudio en todas las comunidades donde se constata una reducción de más de un 30% de ingresos hospitalarios por infartos cerebrales y poniendo de manifiesto el riesgo que conlleva.

Por su parte, desde la Sociedad Española de Diabetes señalan que los pacientes con esta enfermedad deben estar controlados, mientras que desde el ámbito oncológico también se destacan las disfunciones que se han generado en los tratamientos de los pacientes, especialmente en los retrasos y las interrupciones de algunas pruebas y procedimientos programados.