Los 10 mayores peligros que puede ocasionar el uso excesivo del móvil

211
Los peligros del uso excesivo del móvil
Los peligros del uso excesivo del móvil

El uso excesivo del móvil puede ser contraproducente para la salud. Según un estudio elaborado por la empresa puntronic, antes de la pandemia la media diaria de su uso estaba en 3 horas y 15 minutos, y la consulta de las redes sociales ocupaba casi la mitad de ese tiempo. En solo un mes y medio, la cifra se ha disparado hasta las 5 horas y 5 minutos.

Lo más preocupante es que en la media de la población, con edades comprendidas entre los 16 y los 25 años, ese consumo se eleva a 6 horas y 20 minutos. Gran parte de este tiempo lo dedican a ver sus películas y series, ya que sus preferencias difieren de las del resto de la familia. Apenas en un mes y medio, el uso del móvil se ha disparado más de un 55%, hasta las 5 horas y 5 minutos, una cifra que se ve incrementada en el rango de población que está, como decimos, entre los 16 y los 25 años, en gran medida debido a que tienen que compartir más tiempo con sus familias y en muchas ocasiones quieren ver sus propias películas y series.

Actualmente, un 50% de los españoles llega a mirar el móvil una vez cada 5 minutos y un 80% reconoce que es lo último que ve al acabar el día e irse a dormir y lo primero que consultan por las mañanas al despertarse. Un exceso que puede acarrear diversas patologías.

1. El FOMO o miedo a perderse algo

Este acrónimo viene del inglés “fear of missing out” y puede traducirse por “miedo a perderse algo”. Está relacionado con las redes sociales, y la sufren casi el 70% de los usuarios de estas redes. El estudio señala que “quienes padecen este nuevo síndrome sienten una necesidad constante de mantenerse conectados e informados de todo lo que hacen sus amistades o lo que ocurre en su ciudad”, pero no por un temor irracional a la desinformación, sino porque no quieren que nadie pueda pensar que se han perdido algo que dice o hace alguno de sus amigos, una noticia interesante, o una campaña viral que no han compartido, lo que puede ir en detrimento de su popularidad.

2. Miedo a no tener el smartphone más nuevo del mercado

Se trata de otra manifestación del FOMO, y consiste en sufrir ansiedad por no tener el smartphone más nuevo del mercado o por creer que se perderá algún avance tecnológico importante. Esta patología puede conllevar aparejados trastornos de ansiedad y depresión.

3. Miedo a la desconexión

También se utiliza para definir este miedo a la desconexión el término Nomofobia, que proviene del acrónimo en inglés “no-mobile-phone phobia”. Su patología fundamental es el miedo a la desconexión. Que se nos agote la batería, no tener suficiente cobertura, que se nos estropee el móvil y, sobre todo, el temor a salir a la calle sin llevarlo encima, normalmente, por haberlo dejado olvidado en casa. Según encuestas realizadas antes de la declaración del estado de alarma, un 75% de usuarios reconocía tener miedo a salir de casa sin él. Una gran mayoría decía sufrir taquicardia, pensamientos obsesivos, dolor de cabeza o de estómago, sudores, etc.

El estudio de Puntronic subraya que estar permanentemente conectados con los demás produce una dependencia emocional que se manifiesta en forma de ansiedad cuando esa comunicación no es posible temporalmente. Las personas que padecen nomofobia sufren una necesidad de aceptación social elevada, su autoestima es baja y suelen ser inseguros. No hay que olvidar que la Comunidad de Madrid trató a más de 2.000 personas de adicciones tecnológicas durante solo seis meses el año pasado.

4. Vibranxiety o vibraciones fantasma

Se trata de una confusión que se produce en el cerebro, en estado de alerta ante las señales exteriores, y que tiene como origen la obsesión o dependencia por el sonido o vibración del móvil. Es decir, pensamos que hemos oído sonar o vibrar nuestro smarthphone, cuando no lo ha hecho. Y esto se produce porque las notificaciones del teléfono provocan una respuesta emocional positiva que hace que el cerebro genere dopamina, que es el neurotransmisor que se ocupa del placer, la motivación o el deseo. Esta sustancia también es la que está relacionada con las adicciones porque, si un estímulo causa placer, nuestro cerebro buscará repetirlo.

Según señala el estudio de Puntronic, “se estima que el 80 % de las personas siente alguna vez estas vibraciones fantasma y, por lo tanto, es relativamente normal. Pero si su frecuencia es alta o muy alta, puede ser porque el cerebro se está comportando respecto al móvil tal y como se comportaría el cerebro de un drogodependiente ante la sustancia que consume”.

5. Rizartrosis, una enfermedad que era hasta hace poco muy rara entre la gente joven

Se trata de una enfermedad muy dolorosa que puede alterar la movilidad del pulgar y alterar por completo el movimiento de pinza. Suele estar asociada a la “whatsapitis”. Consiste en la degeneración de la base del dedo gordo de una o ambas manos. Si antes la padecían personas de avanzada edad, cada vez se va adelantando su aparición por el uso excesivo de los pulgares, que adoptan una posición muy forzada a la hora de escribir mensajes. Puede llegar a requerir de cirugía y reconstrucción artícular.

6. Tendosinovitis de Quervain

Suele estar relacionada con los casos de “whatsapitis”, adicción al whatsapp, o el excesivo uso del móvil,cuando hacemos muchas veces scroll en la pantalla.

7. Tendinitis

Puede aparecer tanto en las muñecas como en los dedos índices de ambas manos. Según el mencionado estudio, los dedos índices reciben una carga excesiva del móvil, debido a que tienen que sujetarlo ejerciendo una fuerza equivalente a la presión de los pulgares al escribir, que produce también tendinitis en los índices.

8. Dolores en las cervicales y en la espalda

Los móviles también están provocando dolores de cuello, brazos y espada por su uso excesivo, adoptando posturas inadecuadas.

9. Problemas oculares

Mirar una pantalla retroiluminada daña la retina de forma progresiva y produce sequedad (más, si uno utiliza lentillas), visión borrosa, fotofobia y dolor de cabeza. En concreto, lo más dañino es mirar estas pantallas a oscuras o durante muchas horas seguidas.

10. El efecto Google sobre la memoria

Si dependemos totalmente de Google u otros buscadores similares para todo lo que hagamos o hablemos en el día a día, nuestro cerebro puede llegar a negarse a recordar información debido a que sabe que tenemos la posibilidad de acceder a ella en cualquier momento y de forma más sencilla.

Las ventajas indudables de los móviles durante el confinamiento y fuera de él, y lo que hay que hacer para realizar el mejor uso posible

Nos abren las puertas del conocimiento, podemos visitar museos, viajar a países utilizando algo más que la imaginación, estar en contacto con nuestros familiares más queridos, y no sentirnos solos durante el confinamiento. Para muchas personas el móvil es una tabla de salvación. Gracias a él, han recuperado amistades y pueden estar en contacto con personas que se encuentran solas. Pueden incluso jugar partidas de parchís o de mus virtual con sus amigos, mantener videoconferencias con sus nietos y mantenerse informados a través de los móviles. El secreto es saber usarlos. Y hay muchos trucos para evitar los males descritos anteriormente.

1. Utilizar un lápiz capacitivo para evitar lesiones de dedos y muñecas

Hay muchos en el mercado, pero incluso podemos fabrircarnos uno sin mayores costes. Y siempre está la opción de utilizar el método de dictado al usar el whatsapp, o grabar lo que queremos decir. Cada vez son más las personas que lo hacen. De no ser así, hay quien se atreve a aventurar que la humanidad evolucionará por un proceso de selección natural al nacimiento de personas con los pulgares mucho más largos de lo que han sido hasta ahora, al igual que los meñiques de los pies han ido disminuyendo su tamaño desde la época del hombre primitivo.

2. Desactivar las notificaciones de redes sociales, mensajes, apps, etc

Es nesesario que establezcamos un horario limitado para consultar toda la información que nos llega y ponernos un horario también limitado para consultarlos. Nuestros amigos sabrán perdonarnos, si lo son de verdad, en el caso de que no veamos sus mensajes al minuto.

3. Utilizar más las llamadas y las videollamadas, especialmente en situaciones especiales

No es mala idea pedir a familiares y amigos que si hay algo urgente nos llamen en lugar de enviarnos mensajes. Así nos podremos permitir desconectar. Estamos llegando a casos en los que hay personas que comunican un fallecimiento por whatsapp. Si el que lo recibe no lo lee puede sentirse culpable, lo que explica las patologías de las que hemos hablado anteriormente.

4. Dejar de utilizar el móvil al menos dos horas antes de irnos a dormir

Es preferible usar un despertador convencional a la alarma del móvil y dejarlo en otro cuarto.

5. Practicar otras actividades

Lectura, cocina, leer libros no electrónicos, hacer manualidades, bricolaje, y sobre todo aprovechar el confinamiento para hablar más con nuestros familiares, recordar viajes, ver fotos, y durante el tiempo que les estemos dedicando dejar el móvil apartado y en silencio.

6. Fortalecer la musculatura cervical

Los médicos recomiendan evitar posturas de flexión cervical durante periodos prolongados y reforzar la musculatura cervical. Es bueno hacer uso del móvil a una distancia prudencial, ni muy pegado, ni muy alejado, y tratar de no usarlo más de diez minutos seguidos. Se puede recurrir también a los auriculares. La natación es magnífica para mejorar la musculatura de la espalda. Consulte con su médico o traumatólogo el estilo más adecuado a cada caso.

7. Introducir determinadas rutinas

Cuando vayamos a cargar el móvil, lo mejor es hacerlo en una habitación diferente a la que estamos o en el lugar de la casa donde pasemos menos tiempo. En general, lo más conveniente es ponernos un límite de horas diarias para utilizar el móvil, se puede consultar nuestro uso de tiempo diario y comprobar si estamos cumpliendo los objetivos propuestos.

Rosa Alsina, responsable de Puntronic.com explica lo siguiente:
Es obvio que los smarthphones están ayudando a muchas personas durante el confinamiento, les han servido para estar informados, para estar en contacto con sus amigos y familiares y para estar entretenidos; de hecho, no se trata de temer a la tecnología, tan necesaria en estos momentos y en el futuro; se trata de aprender a hacer un uso responsable y consciente para no llegar a depender totalmente de ella o incluso llegar a tener problemas físicos por un uso excesivo. Desde Puntronic.com, esperamos que muchas personas, al conocer mejor cuáles son las nuevas patologías que está provocando la utilización desmedida de los móviles, se vean identificados y empiecen a reducir el tiempo que pasan frente a la pantalla siguiendo estos sencillos consejos”.