Investigación mundial de Fujitsu sobre los “Challenger Banks”

Los consumidores exigen más seguridad e innovación en los nuevos modelos de servicios bancarios y financieros

36
Fujitsu

Los clientes no parecen estar aún muy convencidos. Los denominados challenger banks o bancos retadores son el nuevo modelo de banca impulsado por la revolución fintech; entidades con permiso para ofrecer todo el abanico de operaciones financieras, aunque de forma 100% online, sin sucursales físicas. Un nuevo estudio mundial que acaba de dar a conocer Fujitsu, realizado por Censuswide, confirma que aumenta el interés de los consumidores por los enfoques innovadores de estas instituciones.

Sin embargo, también detecta “cautela sobre su estabilidad, que se vería reforzada con la creación de infraestructuras sólidas sustentadas por la seguridad y la transparencia, para así asegurar su permanencia”. La investigación se ha llevado a cabo con una muestra de 22.640 usuarios de diferentes países, de los cuales un 53% considera que “la experiencia digital positiva es prioritaria, al elegir dónde confiar sus operaciones bancarias”.

El 28% de los encuestados dice tener planes para cambiar a un challenger bank en un plazo de cinco años, “a no ser que los bancos tradicionales ofrezcan el mismo nivel de servicio digital”. Esta idea de futuro está contribuyendo a modificar sus actitudes en cuanto a la privacidad de los datos y la seguridad de su dinero, y también influye en las tecnologías que para ambas cosas utilizan. Por eso, anima a los operadores ya en marcha a “aprovechar mejor los datos y la analítica para retener a sus clientes”.

Hay interés general en el desarrollo de la banca móvil, por comodidad, del 5G, por velocidad, y de la autentificación biométrica, para sentirse seguros

En cuanto a la opinión de todo el sector, un 44% de los participantes confiesa desear que su entidad financiera apueste más por la innovación, mientras que una cuarta parte cree que su banco directamente carece de la tecnología necesaria para satisfacer sus demandas. En especial, consideran importante el desarrollo de la banca móvil (un 48%) por comodidad, y la autentificación biométrica (41%, por seguridad). La aplicación de tecnología 5G también les despierta interés de cara a ganar velocidad de navegación. De ahí la proliferación de estos nuevos actores en el mercado.

A la vez, sorprende que mientras el público hace tales reclamaciones y muestra su interés por la banca digital, todavía esperan que los profesionales de banca intervengan y den respuesta a sus requerimientos. Sobre todo, prefieren la atención directa de una persona cuando hay un problema. No obstante, esta tendencia depende de las edades, siendo el interés por lo digital más extendido según se desciende en años y la preferencia por el cara a cara más propia de los más mayores.

Lo ideal, para todos los grupos y perfiles de cliente, es poder combinar ambos modelos de negocio; también coinciden en estar más preocupados por el acceso al efectivo si dejan de existir cajeros dispensadores que por si cierran su sucursal –un 57% frente al 49% respectivamente-.

Un 57% de los encuestados se muestra preocupado por el acceso al efectivo, si dejan de existir los cajeros

El reto está sobre la mesa, las entidades bancarias deben evolucionar a la misma velocidad que lo hacen las expectativas de sus usuarios. Quedarse apegados a la herencia tecnológica las pone en riesgo de quedar relegadas a la historia. Por suerte, el sector financiero es de los que más ha recurrido a la innovación tecnológica para poder estar a la altura de las exigencias crecientes.

Fujitsu, consciente de esta presión existente, aprovecha el poder tecnológico y de los datos para “ofrecer experiencias relevantes, a través de todos los canales”. La compañía japonesa, líder en TIC, colabora “con la banca y las aseguradoras para co-crear soluciones encaminadas a ofrecer servicios flexibles y ágiles”.