IA de S2 Grupo que conecta todos los dispositivos domésticos

La cuidadora virtual Soffie se especializa en la protección de los mayores

83
presentación Soffie

Reinventarse. Ese es el verbo más pensado y conjugado en los últimos meses por muchos. La incertidumbre laboral y económica planea sobre muchas cabezas, y toca buscar caminos con algo más de luz en el horizonte. Incluso, a los que se ven menos afectados y corren menos riesgos, la huella de esta crisis les obligará, cuanto menos, a hacer las cosas de otra manera.

En esta tanda podría meterse a S2 Grupo, empresa de productos y servicios de ciberseguridad, aunque con una salvedad importante: la redefinición de sus soluciones ha venido sola, de forma natural; en concreto de Soffie, “la primera Inteligencia Artificial que convierte un hogar normal en una ‘Smart Home’ y que se pone al cuidado de la unidad familiar de forma activa”, dijeron en su lanzamiento a finales del año pasado.

Ahora, que el confinamiento ha puesto el foco en los más mayores, muchos de ellos sin poder recibir visitas durante todas estas semanas de estado de alarma, Soffie se ha convertido en la mejor aliada para proporcionar tranquilidad y dar ‘noticias’ sobre estos familiares de más edad.

Y, contra todo pronóstico, tal y como reconoce José Rosell, socio-director de S2 Grupo, “cuando lo lanzamos, evidentemente no pensábamos vivir la actual situación de pandemia mundial y, sin embargo, puede ser una ayuda imprescindible. A los hijos, sobrinos y nietos les preocupa el bienestar de sus allegados más mayores, más en estos tiempos, y el no poder establecer contacto físico con ellos ha añadido incertidumbre al panorama. En este sentido, el uso de Soffie, que es tecnología para cuidar en la distancia, puede ser la diferencia”.

Elemento de protección versátil, está alerta las 24 horas del día. Almacena y estudia los datos de las rutinas en el hogar para detectar anomalías

A pesar de su nombre, no tiene ojos, ni boca, ni melena… Se trata de un software que conecta todos los dispositivos inteligentes del hogar a través de Inteligencia Artificial. Soffie permite almacenar y estudiar los datos que ha registrado para detectar anomalías, cambios de rutinas y situaciones que puedan hacer sospechar un peligro. Para su funcionamiento sólo es necesario disponer de dispositivos inteligentes y sistemas IoT (Internet of Things) distribuidos por la vivienda y que estén asociados. De esta forma, se crea un elemento de protección versátil que está alerta las 24 horas del día.

“Con un sensor de presencia situado en el salón o en otras habitaciones del hogar, Soffie detecta si hay movimiento en la casa. En caso de que la persona a la que queremos cuidar no se haya movido durante muchas horas, envía una alerta a nuestro móvil para informarnos. Lo mismo ocurre, por ejemplo, si se detecta una caída. Haciendo uso de altavoces inteligentes, Soffie preguntará por el estado de la persona que vive en ese domicilio, alertando a los medios de ayuda definidos para actuar en consecuencia”, explica Miguel A. Juan, socio-director de S2 Grupo.

¿Cómo conseguir los cuidados de esta IA que ciberprotege a toda la familia? El funcionamiento es muy sencillo. La aplicación para dispositivos móviles se descarga desde las apps stores de forma gratuita y nos guía paso a paso en la instalación. Sólo es necesario registrarse, elegir la tarifa que se prefiera, efectuar el pago y configurar la casa indicando el número de habitaciones y los dispositivos inteligentes que contiene. Los precios dependerán de la oferta elegida, acorde a los distintos ‘escenarios hogareños’ que plantean en S2 Grupo. A partir de 14 euros al mes, ya se puede contar con una protección interesante.

El sistema se ha convertido en un miembro activo de la unidad familiar, ayudando a vigilar su seguridad a través de los sensores domésticos

Una vez formalizado, se recoge información sobre la vivienda y el comportamiento habitual de los que la habitan. En cuando se detecta un cambio en esas pautas registradas de antemano y se intuye por tanto una posible situación de riesgo, Soffie envía a la persona escogida un mensaje a través de la aplicación para que esté informada, inmediatamente, de todo lo que ocurre.

En la compañía se sienten satisfechos de “poner la tecnología al servicio de las familias y ayudar a aliviar la angustia que durante la cuarentena han podido sentir”. Como destacan, de esta forma, la tecnología ha dejado de ser un elemento pasivo y se ha convertido en un miembro activo más de la unidad familiar, ayudando a vigilar la seguridad.

Soffie no solo cuida a ese padre/madre que elige seguir viviendo solo. También a los hijos que vuelven a casa antes y ya comen solos, para preocupación de sus progenitores (si no teletrabajan). E incluso, se puede ocupar de la mascota, si no se la lleva de fin de semana. La propuesta debe entenderse como un mecanismo de ciberseguridad doméstica, que integra seguridad de los datos, comunicaciones y dispositivos, para aplicar la geolocalización y la videovigilancia. No hay movimiento (o ausencia de este) que se le resista.