Análisis de Alfonso Longo

Covid-19: las residencias de ancianos, un problema sin resolver

291

La enorme mortalidad en las residencias de ancianos de nuestro país ha desatado todo tipo de polémicas. Una de las últimas noticias relacionadas con este tema es que el Pleno de la Asamblea de Extremadura ha rechazado, con el único voto en contra del PSOE, que tiene mayoría absoluta, la creación de una comisión de investigación sobre la gestión de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 en las residencias de mayores de la comunidad autónoma, donde se han producido más de 400 muertos.

Los muertos en las residencias se han convertido desgraciadamente en un arma arrojadiza entre partidos políticos, y nadie se responsabiliza realmente de lo ocurrido, cuando lo que habría que hacer es diseñar estrategias para proteger a la población más frágil.

España es uno de los países con un índice de longevidad más alto, de ahí el enorme número de fallecidos y, como señalaba Jorge Díaz Lázaro en una entrevista concedida a Escudo Digital, uno de los problemas en los que se había fallado a la hora de evitar el contagio era no haber protegido a los más débiles y susceptibles de contraer la enfermedad.

Alfonso Longo, que ya ha analizado los modelos SIR de la pandemia en varias ocasiones, ha lanzado en Youtube un interesante vídeo donde expone de forma clara lo ocurrido, sin entrar en valoraciones. Sólo pretende contar lo que ha ocurrido para que cada cuál saque sus conclusiones y actúe en consecuencia. “Si estudiamos en profundidad qué ha sucedido en las residencias de ancianos, comprenderemos mucho mejor qué ha pasado en el conjunto de la población y tendremos las bases para estrategias futuras eficaces”, afirma en la presentación de su vídeo.

Alfonso no hace “ni ranking ni políticas”. Ha utilizado los datos de todas las Comunidades Autónomas, salvo los de Ceuta y Melilla. Las muertes de los fallecidos en las residencias son más de la mitad de los fallecidos en toda España, en concreto un 51%, como mínimo. Que el 0,8 % de la población que es la que vive en residencias absorba más de la mitad de los muertos por Covid-19 es muy grave. En algunos lugares el 12% de las personas que viven en residencias han fallecido, como es el caso de Madrid.

La probabilidad de morir por Covid-19 en una residencia de una persona mayor de 70 años era 25 veces mayor si estaba ingresada que si no lo estaba. Las personas mayores que vivían en una casa estaban mucho más seguras.