El presidente de Estados Unidos quería supuestamente que fuera usada solo en su país

Europa ofrece 80 millones a los laboratorios que rechazaron vender la vacuna alemana a Trump por mil millones de dólares

140

La Comisión Europea ha ofrecido hasta 80 millones de euros en financiación al laboratorio farmacéutico alemán CureVac. Es el mismo que al que aludió el ministro de Eonomía alemán cuando dijo aludiendo a la oferta de Donald Trump que “Alemania no se vende”. El presidente de Estados Unidos ofreció una estratosférica cantidad de dinero a cambio de una vacuna contra el coronavirus que solo pudiera estar disponible en su país. Finalmente, la financiación comunitaria ayudará a la firma alemana a acelerar el desarrollo de una vacuna para el Covid-19.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, ha facilitado esta información en un mensaje que ha compartido en la red social de Twitter, tras una conversción a tres bandas con la comisaria de Innovación e Investigación, Mariya Gabriel, y los responsables de la compañía.

“La UE ha apoyado desde el principio la investigación de la compañía y ahora financiará de nuevo. Es crucial para encontrar lo antes posible la vacuna que ayude a todo el mundo”, ha manifestado Ursula en alemán, inglés y francés.

“Alemania no está en venta”, manifestó el ministro de Economía en relación a la propuesta de Trump

La Comisión Europea, con posterioridad, ha afirmado que esta financiación se acogerá a la fórmula de garantía del Banco Europeo de Inversiones relativa al programa de investigación de la UE Horizonte 2020. CureVac fue premiado en el año 2014 con dos millones de euros.

“Estamos comprometidos a apoyar más la investigación y la innovación de la UE en estos momentos críticos. La ciencia y la innovación en Europa están en el corazón de nuestras políticas para proteger la salud de la gente”, ha destacado Gabriel.

CureVac tiene sede en Turingia y colabora con el Instituto Paul Ehrlich, organismo responsable de aprobar vacunas y medicamentos, para lograr una vacuna contra el coronavirus. Según publicó el periódico ‘Welt am Sonntag’, citando fuentes gubernamentales alemanas, Donald Trump habría intentado fichar a los científicos alemanes para que trabajaran en Estados Unidos a cambio de 1.000 millones de dólares. Solo había una condición, cualquier vacuna que se consiguiera debería estar disponible “solo” en Estados Unidos. Alemania habría realizado una contraoferta.

El periódico ‘Mannheimer Morgen’ publicó ayer que accionistas de CureVac han dejado claro que no están dispuestos a vender a Estados Unidos la vacuna para que la usen solo ellos: “Queremos una vacuna para el mundo entero y no para países concretos”, ha manifestado Christof Hettich, director del fondo Hopp BioTech Holding, principal inversor de CureVac.I

Alemania no está en venta”, ha sentenciado Altmaier en un mensaje en inglés difundido en el podcast del conocido periodista alemán Gabor Steingart.