SERES valora la transformación digital

La facturación electrónica ha crecido un 50% durante el estado de alarma

41
documentos digitales

Estos tres meses absolutamente atípicos han dibujado un nuevo panorama del trabajo empresarial. Los proyectos para el impulso digital se han propulsado a la fuerza. Más allá de la implantación del teletrabajo, las compañías han requerido el uso de herramientas que hicieran posible seguir con su actividad comercial de forma segura e ininterrupida.

Todo menos parar. Y no solo las empresas; hogares, escuelas, administraciones públicas, se han sumado a esta transformación digital con una aceleración sin precedentes. SERES, especialista en Intercambio Seguro de Documentos, ha analizado y cuantificado este cambio provocado por la pandemia del Covid-19.

Según sus conclusiones, la demanda de servicios de firma electrónica ha crecido un 50%. Tampoco le va a la zaga la firma digital, cuya utilización evita desplazamientos innecesarios y facilita y agiliza multitud de trámites, tanto entre empresas como con las Administraciones Públicas. Alberto Redondo, CMO de SERES para Iberia y Latam, lo corrobora: “la demanda de Contralia, nuestra solución para firmar digitalmente, ha sido mucho más solicitada desde diferentes sectores, entre estos, RRHH, banca, seguros, logística y despachos de abogados”.

Tal y como destacan,  empresas como Iberdrola y Siemens Gamesa no hubieran podido mantener su ritmo de facturación al 100% de no haber sido por estos recursos. Y como ellas “cientos de miles de empresas de de todos los tamaños y actividades económicas. Algo impensable  si se hubieran mantenido las facturas tradicionales”, indican. Más del 60% de los países de todo el mundo hacen ya uso de ella, un porcentaje que se espera que vaya a más tras la pandemia, “por ser un elemento tractor de la digitalización, que gracias a sus funcionalidades y a la mejora de gestión que supone, repercute en una mayor contratación de servicios y soluciones encaminadas a dar continuidad a otras áreas de negocio”.

Un 45% de las empresas ha decidido dar el salto digital. La otra, casi, mitad sigue sin animarse.

En SERES calculan que un 40% o 45% de las empresas ha emprendido la transformación digital. “Eso quiere decir que más de la mitad de las empresas continúan sin animarse. Sin embargo, la crisis derivada del coronavirus está demostrando que su impacto es proporcional al grado de avance digital, por lo que incorporar nuevas tecnologías a sus procesos habituales debe de ser una prioridad”, subraya Redondo.

La compañía, con más de treinta años de experiencia en el intercambio seguro de documentos, filial de grupo francés La Poste, cuenta con oficinas en nueve países, entre Europa y Latinoamérica y tiene una cartera de clientes que supera los 9.000, en más de 300.000 empresas usuarios de sus soluciones.

En el último año, SERES ha contabilizado el trámite de unos 500 millones de documentos electrónicos (albaranes, actas, facturas..). Tal y como reconocen, no siempre es el propio cliente el que decide dar el salto, sino que son los proveedores los que se lo exigen. Sus retos de negocio son: generar seguridad y confianza y seguir dando formación en la materia, para llevar al usuarios “de la mano en esta transición”.