Balance de Hostelería de España

La hostelería eleva su facturación, pero se cierran más de 2.000 bares al año

163
presentación balance Hostelería de España

La hostelería española volvió a superar los 300.000 establecimientos en 2018, tras registrar récord de empleo con una plantilla de 1,7 millones de trabajadores y elevar su facturación, hasta los 123.612 millones de euros, según recoge el “Anuario de la Hostelería de España”.

En concreto, el sector experimentó un crecimiento más moderado que en 2017, aunque la evolución se ha mantenido en positivo. Así, el conjunto de la hostelería facturó 123.612 millones de euros, lo que supone un 3,1% más que el curso precedente. “Desde este año estamos en un remonte positivo de la cifra de negocios y se ha olvidado la crisis”, ha señalado el secretario general de Hostelería de España, Emilio Gallego.

De esta forma y según las revisiones de la contabilidad nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE), la aportación de la hostelería a la economía española en 2018 se sitúa en el 6,2%, del cual un 4,7% procede de los servicios de restauración y un 1,5% del alojamiento. A pesar del crecimiento en la facturación, esto supone una bajada en peso porcentual con respecto al 7,2% que aportaba al PIB en 2017, debido al reajuste de las diferentes actividades y al mayor control de la economía sumergida.

Respecto al empleo, volvió a batir récord el pasado año, alcanzando los 1,7 millones de trabajadores contratados en hostelería, esto es 71.000 más que en 2017, y un incremento del 4,3% . El máximo de empleo se alcanzó en los meses de mayor afluencia turística (julio y agosto), superando por primera vez la cifra de 1,8 millones de trabajadores.

De esta forma, la hostelería se mantiene en la tercera posición en empleo, sólo por detrás del conjunto de la industria (12,8%) y el comercio (15,6%).

El informe muestra que tras dos años consecutivos de descensos, los autónomos volvieron a evolucionar de forma positiva con un aumento respecto al año anterior de un 6,4% (333.550 trabajadores), siendo un 19,5% del total del empleo del sector, porcentaje que se eleva hasta cerca de un 24% en el subsector de restauración.

Respecto a cómo se reparte el sector, de los más de 300.000 establecimientos cerca de 35.000 corresponden al alojamiento, mientras que los establecimientos de restauración son los que más representación tienen, con cerca del 90% del total (280.000 locales).

Esta última cifra supone 1.857 establecimientos más que en 2017, un 0,7% más, gracias a la evolución positiva de los restaurantes y los establecimientos de colectividades y catering, mientras que los bares, que son los más numerosos, reducen su censo.

Gallego ha destacado que se mantiene el descenso de bares en España. Así, en 2018 han mantenido prácticamente el ritmo de caída del año anterior, que en los últimos años se ha suavizado y no llega al 1%, sumando en ese año 183.306 establecimientos (1.124 menos que 2017). Sin embargo, los bares suponen algo más del 58% de los establecimientos del conjunto del sector hostelero y, como en años anteriores, a pesar de descender en número, su producción creció un 0,2%, hasta los 36.289 millones de euros.

“Se están cerrando al año entre 2.000 y 3.000 bares. Vemos que se están cerrando establecimientos de pequeño tamaño, mientras que se están abriendo restaurantes, sobre todo en zonas rurales con depresión demográfica como Castilla y León, Castilla La Mancha y La Rioja, es más allá de la España vaciada, también ocurre en Murcia”, ha indicado Gallego, que ha recordado que los restaurantes han crecido un 3,1% en 2018 y supone el mayor porcentaje de la producción, con algo más de 47.000 millones de euros, un 3,9% más.

Por otro lado, el grupo de colectividades y catering aumentó al mismo ritmo que los restaurantes, un 3,1%, y ya supone algo más de 17.000 locales. La producción de esta rama de actividad aumentó un 3,8% respecto a un año atrás, hasta un total de 10.326 millones de euros.

EL SECTOR PREVÉ CERRAR 2019 CON UN CRECIMIENTO DEL 3%

De esta forma, el sector de la hostelería prevé cerrar 2019 con un crecimiento que ronde el 3% en el sector de la restauración, donde se espera récord de llegada de turistas internacionales y también de empleo. “Este 2019 será muy parecido a lo que ha ocurrido en 2018 aunque se ha deteriorado desde el verano el crecimiento, pero empezó de una forma muy potente”, ha señalado Gallego.

Sin embargo, el secretario general de Hostelería de España ha advertido de la inestabilidad tanto política como económica que se vive en España después del verano. “Creemos que mientras no se afecte al empleo no tendrá una influencia importante en el consumo de hostelería. Ésa sería la línea roja que haría cambiar a los consumidores”, ha indicado.

Respecto a 2020 espera que siga la tendencia de moderación en el crecimiento de años anteriores, con un crecimiento de en torno a un 2,5%, aunque su evolución dependerá de la situación política y económica y, del ‘Brexit’ y la mejoría en la marcha de los países competidores en turismo.

Por otro lado, el sector destaca que crece la demanda de comida para llevar y cada vez son más los empresarios que apuestan por el servicio de ‘delivery’. Además, se aprecia la mayor demanda de comida saludable, estando presente esta inquietud en clientes de todas las edades, así como una mayor preocupación por la sostenibilidad.