En Texas, Estados Unidos

Un joven muere tras participar en una ‘Covid Party’ organizada por un infectado

26009
médicos hospital

Hay cosas con las que no se juega. Y una de ellas es el Covid-19. Un hombre de 30 años ha muerto en el Hospital Metodista de San Antonio, Texas (Estados Unidos), tras asistir a una Covid Party (fiesta del coronavirus).

En esas peligrosas fiestas, que se han puesto de moda en el país más golpeado del mundo por la pandemia, los asistentes buscan contraer la infección de manera intencionada para supuestamente desarrollar anticuerpos que los hagan inmunes a la enfermedad. Otros, sin embargo, lo hacen porque creen que el virus no existe. O porque piensan que ellos son más fuertes que él.

Según los médicos del hospital – citados en una información de Fox News -, la víctima era un hombre saludable que, antes de morir, le dijo a la enfermera que estaba a su cargo que había “cometido un error”. Y agregó: “Pensaba que era un bulo, pero no lo es”. La doctora Jane Appleby, del Hospital Metodista, lamentó el deceso, que calificó de “evitable”.

Appleby agregó que no comparte la historia del fallecimiento para causar miedo en las personas, sino para concienciar a los ciudadanos de que el virus es real y puede infectar a cualquiera. Además, aseguró que en el hospital en el que trabaja hay ingresados muchos pacientes de entre 20 y 39 años, según cita ABC News.

El tramo de edad con más afectados está entre los 20 y los 29 años

Esas mismas fuentes aseguran que en el condado de Bexar, donde está ubicada la ciudad de San Antonio, actualmente tiene contabilizados y confirmados 18.602 casos de coronavirus. El viernes pasado se produjo un aumento de 923 contagios. Los tramos de edad en los que hay más infectados son aquellos comprendidos entre los 20 y 29 años (un 24%), seguidos de los que van de los 30 a los 39 años (20%), según cifras del Departamento de Salud.

Texas no es el único Estado donde están de moda las Covid Party. A principios de este mes, funcionarios del Gobierno del Estado de Alabama informaron de que varios estudiantes estaban organizando ese tipo de celebraciones en las que, además, prometían dinero a la primera persona que resultara infectada.