Facebook AI lo está desarrollando con un equipo de médicos y expertos

Las imágenes aceleradas por IA tienen la misma precisión que las resonancias magnéticas

57
El proyecto FastMRI lo están desarrollando de manera conjunta los investigadores de Facebook AI y un equipo de médicos y expertos.

Todo aquel que se ha sometido a una resonancia magnética sabe que la experiencia no es precisamente agradable y que puede resultar cuanto menos inquietante. Te colocan en un tubo estrecho que induce a la claustrofobia y te piden que permanezcas totalmente quieto entre 30 minutos y una hora, a veces más, mientras escuchas ruidos que se alternan, parecidos a un martilleo constante. Sin embargo, un nuevo proyecto tiene el potencial de que las exploraciones de resonancia magnética sean cuatro veces más rápidas con ayuda de la inteligencia artificial.

Este proyecto se llama fastMRI y lo están desarrollando de manera conjunta los investigadores de Facebook AI y un equipo de médicos y expertos en imágenes médicas del centro médico neoyorquino NYU Langone Medical Center.

“Estamos usando la IA para crear imágenes completas a partir de muchos menos datos en bruto. Dado que la recolección de esos datos es lo que hace que las resonancias magnéticas sean tan lentas, este proyecto tiene el potencial de acelerar el proceso de escaneo significativamente. Así que un día, en un futuro no muy lejano, solo hará falta permanecer unos minutos en el tubo del escáner para generar una imagen totalmente nítida”, explica Facebook en su página web.

Las resonancias magnéticas suelen ser la mejor herramienta para diagnosticar problemas en los órganos, músculos y otros tejidos blandos. Pero, incluso con los recientes avances, el proceso es incómodo para cualquier paciente y hasta puede ser inviable para los más pequeños o los enfermos graves. El proyecto fastMRI ayudará a que en un futuro, las personas solo necesiten permanecer en el tubo del escáner unos pocos minutos.

Tras dos años de trabajo en fastMRI, Facebook AI y NYU Langone han alcanzado un importante hito. Un nuevo estudio clínico, que se publicará en el American Journal of Roentgenology, ha confirmado que las imágenes aceleradas por IA tienen la misma precisión diagnóstica que las resonancias magnéticas tradicionales. De hecho, los expertos radiólogos que participaron en el proyecto fueron incapaces de distinguir entre las imágenes aceleradas por IA y las convencionales.

“Este es un paso importante hacia la aceptación clínica y la utilización de las resonancias magnéticas aceleradas”, asegura el Dr. Michael P. Recht, profesor de Louis Marx y presidente de Radiología de NYU Langone Health.

El estudio fastMRI se centró específicamente en las exploraciones de rodilla, y ahora están trabajando para ampliar los resultados a otras partes del cuerpo.

Cómo han unido la IA a las resonancias magnéticas

El equipo de fastMRI utilizó una forma totalmente diferente de crear una imagen, una que requiere muchos menos datos en bruto, aproximadamente una cuarta parte de los datos en bruto de cada escaneo. Los investigadores construyeron una red neuronal y la entrenaron usando el conjunto de datos de código abierto de resonancias magnéticas de rodilla más grande del mundo que, como parte de la iniciativa, fue creado y compartido por NYU Langone Health.

De esta manera, el modelo de IA aprendió a generar imágenes completas a partir de datos reducidos. Además, las imágenes creadas no solo se parecían a las resonancias magnéticas genéricas, sino que las imágenes generadas por IA coincidían con la imagen creada por el proceso estándar de resonancia magnética más lenta.

La aproximación de fastMRI es diferente a cualquier otro intento de aplicar la Inteligencia Artificial en la medicina. Frecuentemente, estos algoritmos automatizan la revisión de imágenes médicas para determinar problemas potenciales, de la misma manera que lo haría un médico.

En cambio, fastMRI no intenta realizar el trabajo de los médicos, sino que crea imágenes a partir de información limitada. Radiólogos y clínicos pueden utilizar las imágenes fastMRI de la misma manera que las normales. La única diferencia es que el paciente no tiene que permanecer en el tubo de escaneo durante un tiempo tan prolongado como antes.