El virus puede llegar a provocar en casos graves la muerte en seres humanos

Alerta: Alta circulación del virus del Nilo en aves silvestres de Extremadura

105
Algunos buitres leonados han muerto en Extremadura con síntomas nerviosos por culpa del virus del Nilo
Un buitre leonado fotografiado en Extremadura.

El virus del Nilo Occidental es una enfermedad infecciosa que fue detectada por primera vez en por primera vez en los Estados Unidos en el año 1999. Mosquitos infectados diseminaron el virus que la causa. Las personas que contraen el virus no suelen tener síntomas, o si los presentan, son muy leves. Y, sin embargo, según publica la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, “si el virus entra al cerebro puede ser mortal. Puede causar una inflamación del cerebro llamada encefalitis o inflamación del tejido que rodea el cerebro y la médula espinal,  meningitis”.

Como ocurre en el caso del Covid-19, las personas mayores entrañan mayor riesgo si la contraen. Y también aquellos con sistemas inmunitarios débiles. No hay a día de hoy vacunas o tratamientos para la enfermedad en humanos de forma específica. Lo mejor es evitar las picaduras de mosquito.

Uno de cada cinco ejemplares de aves analizadas en Extremadura presenta anticuerpos.

En estos momentos, hay noticias preocupantes con respecto a la prevalencia del virus en Extremaduras. Así lo refleja una investigación de la Universidad de Extremadura (UEx) de la que se ha hecho eco Europa Press. Así, confirma la “alta circulación” del citado virus entre las aves silvestres, uno de cada cinco ejemplares analizados presenta anticuerpos.

Se trata de un estudio que ha permitido detectar por primera vez en Europa anticuerpos frente al virus del Nilo en la cigüeña negra, así como también contra el virus Usutu (también perteneciente a la familia flavivirus con sintomatología parecida al VNO) en la avutarda europea.

Los seres humanos solo sufren la infección pero no la transmiten, lo mismo ocurre con los caballos

Los hombres y los caballos sufren el virus del Nilo, pero no lo transmiten

Aunque esta es la primera vez que se detecta Usutu en Extremadura, lo más destacado es la alta prevalencia del virus del Nilo en las aves, en torno a un 18,23 % y su amplia distribución, según informa la UEx. La información es muy importante porque e las aves participan en el ciclo epidemiológico del virus, favorecen la transmisión del patógeno a otras especies sanas a través de la picadura de mosquito, mientras que los seres humanos y los caballos solo sufren la infección y no la transmiten, por lo que se les llama “hospedadores sin salida”.

Además, los investigadores han hallado porcentajes muy altos de anticuerpos en especies como el buitre leonado, algunos de los cuales murieron con sintomatología nerviosa. Es más, muchas de las especies seropositivas detectadas están catalogadas como vulnerables o en peligro de extinción, por lo que “se debe estudiar cómo responden al virus estas poblaciones”, ha manifestado la profesora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura (UEx) Eva Frontera.

“Nuestro estudio confirma que en aves de Extremadura hay una alta circulación del virus del Nilo Occidental, con una distribución similar a la que hemos hallado en caballos en otro estudio reciente”, ha añadido .

Las aves, al contrario de los seres humanos y los caballos, que son hospedadores accidentales, son las principales especies hospedadoras del virus del Nilo Occidental e intervienen en la difusión y transmisión de dicho virus, junto con los mosquitos.

Ahora queda un siguiente paso. Los investigadores focalizarán sus esfuerzos en el estudio de los insectos vectores, generalmente los mosquitos del género Culex (foto inferior).

Mosquito culex

Los datos generales de este proyecto apuntan, según ha expuesto, a que seguramente los casos clínicos en animales declarados oficialmente cada año “sean realmente una punta del iceberg del problema que supone este virus en Extremadura”.

Los datos de la investigación de la Uex sobre el virus del Nilo ha sido confirmados por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria

Según Daniel Bravo, uno de los autores del estudio, que ha sido publicado en la revista Veterinary Microbiology, es preciso incrementar la vigilancia, ya que el seguimiento que se realiza hasta ahora puede resultar insuficiente”. Se pretende llegar a analizar la la seroprevalencia real de la población extremeña a este virus y determinar los factores de riesgo asociados a la infección, señalan.

Otro camino de investigación se centra, gracias a un convenio entre la UEx y el Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz, en estudiar el riesgo de infección por este virus en las propias ciudades de Cáceres y de Badajoz con el fin de “alertar de forma temprana a las autoridades para poner los medios de prevención y control adecuados, llegado el caso”.

Los científicos han recogido y analizado muestras de aproximadamente 400 aves silvestres, pertenecientes a 56 especies diferentes, en busca de evidencia de infección por virus del Nilo Occidental. Han contado con la ayuda de los centros de recuperación de fauna silvestre ‘Acción por el Mundo Salvaje‘ de Badajoz y ‘Los Hornos’, en la provincia de Cáceres.

Todos los casos seropositivos detectados fueron confirmados por seroneutralización, prueba de referencia para la valoración serológica. Dichas confirmaciones se realizaron por el Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA), del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria en Valdeolmos (Madrid).

Artículo
Alerta: Alta circulación del virus del Nilo en aves silvestres de Extremadura
Nombre
Alerta: Alta circulación del virus del Nilo en aves silvestres de Extremadura
Descripcion
Se han hallado porcentajes muy altos de anticuerpos en especies como el buitre leonado, algunos de los cuales murieron con sintomatología nerviosa.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo