La UCRI de la Fundación Jiménez Díaz atendió en dos meses de pandemia el doble de personas que en un año

1092
La fundación Jiménez Díaz ha atendido en sus UCRI en dos meses que en un año por culpa del Covid-19

La Unidad de Cuidado Respiratorios Intermedios de la Fundación Jiménez Díaz ha atendido en los dos meses más graves de la pandemia en España a nada más y nada menos que el doble de los que atiende a lo largo de todo un año. Una de las UCRI más importantes de España es precisamente la de la Fudación Jiménez Díaz.

En 2013 fue galardonada con el Premio a la Mejor Gestión Hospitalaria, otorgado por la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (NeumoMadrid) en reconocimiento a la organización y la eficiencia alcanzada por esta unidad que se creó en 2009 y que atiende anualmente a 250 pacientes de alta complejidad, pero que ha llegado incluso a atender hasta 556 en tan solo dos meses coincidiendo con el pico máximo de casos graves ingresados por Covid-19.

Como ha declarado la doctora Sara Heili, jefa asociada del Servicio de Neumología y Responsable de la UCRI de la Fundación Jiménez Díaz, quien ya explicó la importancia de los respiradores Milan, esta unidad “actúa en dos frentes casi a la vez y evita el colapso de las TCI. En la fase hiperaguda contiene el número de ingresos en UCI evitando intubaciones que requerirían ingreso en esa unidad. Son enfermos muy graves y muchos no necesitaron finalmente el recurso a la intubación. Para ello utiliza diversos medios de soporte no invasivo. En la fase de defervescencia (que en esta ocasión se ha solapado en parte con la fase aguda) evacúa de las UCI a los pacientes que necesitan mucho tiempo para ser liberados del respirador y del tubo. Con esto logra replegar las camas de UCI Covid permitiendo que puedan atenderse esta y las otras patologías urgentes para así  volver lo antes posible a la normalidad”.

La importancia de las UCRI es vital para el buen funcionamiento del sistema sanitario. Varias investigaciones llevadas a cabo así lo revelan. Una de ellas se publicó en ‘Archivos de Bronconeumología’, la revista de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), según apunta Servimedia. Al evitar las derivaciones a las UCI se puede llegar a ahorrar hasta 500.000 euros por hospital al año. El estudio se basó en los costes y la seguridad de la Unidad de la Fundación Jiménez Díaz, que ofrece cinco camas ampliables a ocho en caso de necesidad.

La Fundación Jiménez Díaz ha ralizado una función muy notable en la Comunidad de Madrid en la atención a los enfermos del Covid-19.

Para llegar a esta conclusión, la investigación analizó precisamente los costes y la seguridad de la Unidad de la Fundación Jiménez Díaz, que cuenta con cinco camas ampliables a ocho en caso necesario.

La implicación de la Fundación Jiménez Díaz para paliar los efectos del Covid-19 en la Comunidad de Madrid ha sido muy notable, y les ha hecho más conscientes de sus fortalezas y de lo que necesitan. Cuando se le pregunta a esta doctora qué ha aprendido el Servicio de Neumología del la FJD de cara al futuro responde: ” Que pudimos esta vez con este virus, y que lo volveremos a hacer (…). La Fundación Jiménez Díaz es un gran hospital, lo formamos personas que queremos cuidar de nuestros pacientes, que son el centro absoluto de nuestro trabajo. El centro se transformó en cuestión de días en una estructura capacitada para responder al impacto de esta emergencia. Gracias a esta flexibilidad, a la capacidad de transformación y adaptación a los cambios muy rápidos y violentos de los distintos escenarios, pudo absorber el impacto sin colapsar”.