Son los mismos que están siguiendo los componentes de la plantilla

Los 10 consejos psicológicos de la Fundación Real Madrid para la desescalada

125
Consejos psicológios del Real Madrid para la desescalada

Insomnio, miedo, inseguridad, falta de expectativas, hartazgo en la convivencia, depresión, ira, desmotivación, irritabilidad… La desescalada por la pandemia del Covid-19 no es fácil para nadie. Aunque veamos las terrazas llenas de gente en grandes ciudades, la procesión en esos casos, no va por dentro, a veces se queda en casa. Es lo que algunos psicólogos han dado en llamar el síndrome de la cueva.

Si a ello unimos el duelo que no se ha podido vivir con tranquilidad por la muerte de un ser querido, el cóctel no puede ser más amargo. Por ello, es de agradecer la iniciativa de la Fundación del Real Madrid, que ha puesto a nuestra disposición una serie de consejos, bajo el título Decálogo Emocional para una Desescalada Saludable, elaborados por el departamento de psicología deportiva de la entidad blanca. El objetivo es ayudar a los diferentes colectivos internos y externos del Real Madrid a afrontar esta etapa tras meses de confinamiento.

El decálogo, con una redacción impecable y directa, introduce nuevos consejos desde la perspectiva emocional para adaptarse a las diferentes fases de desescalada establecidas por las autoridades, sin perder de vista la realidad de la pandemia de Covid-19.

1.- Continúa realizando ejercicio físico

Si durante el confinamiento has comenzado a hacer actividad física, mantén el hábito, los beneficios son múltiples. Si antes la practicabas con menos frecuencia por falta de tiempo, tenlo en cuenta ahora en tu gestión de prioridades.

2.- Dirige tu atención

En estos momentos existen numerosos aspectos que se escapan de nuestro control, por ello es importante poner el foco de atención en aquellas cosas que dependen de uno mismo. Todo lo que no podemos controlar nos puede generar ansiedad, incertidumbre y malestar. Te proponemos que cada día pienses en aquellos aspectos que más ansiedad te generan, cuáles están dentro de tú control y cuáles no. Puedes pensar cómo abordar aquellos que dependen de ti, por ejemplo, haciendo una lista de qué pasos seguirás para gestionarlos.

3.- Practica la resiliencia

En el momento del confinamiento algunos pensaron que esa situación sería muy complicada, ahora nos hemos demostrado que hemos sido capaces de una gran adaptación, esta nueva etapa es otra situación para adaptarse. Podemos poner de manifiesto que somos resilientes, haciendo del cambio un valor y sobreponiéndonos a las adversidades que vayan surgiendo.

4.- Establece tus objetivos

Es importante que nos planteemos objetivos y metas realistas para motivarnos y sentirnos mejor, pero ante estas situaciones debemos ser flexibles y basarnos en lo que conocemos. No es conveniente quedarnos mentalmente con las cosas que hemos dejado de hacer durante este periodo de confinamiento, nos genera añoranza y nos ancla en el pasado. No significa que no le demos valor, pero debemos ser compasivos con nosotros mismos con el objetivo de perseguir las metas establecidas y no rendirnos por el camino.

5.- Identifica tus necesidades

A la hora de poder salir a la calle, habrá personas con más valentía y otras con más temor, cada uno tiene sus tiempos. No te exijas, respétate con las necesidades que puedas identificar que sientes. No sería positivo dejar de tomar precauciones, ya que no podemos olvidar que estamos en una pandemia, ni tampoco no hacer ninguna de las actividades que anteriormente realizabas, porque te impide avanzar. La progresión regulada es la opción más facilitadora para la adaptación a la nueva normalidad.

6.- Regúlate emocionalmente

Puede que en situaciones cotidianas, que antes no suponían ningún riesgo, sientas emociones que te hagan sentirte inseguro/a. Si es así, comienza por afrontarlas poco a poco, aceptando las emociones que estás sintiendo e intentando integrarlas dentro de ti como parte de la nueva situación, paulatinamente te irás sintiendo más cómodo/a con ellas.

7.- Acepta la situación

Recuerda que es una etapa de transición, sin fecha clara de finalización – todo parece indicar que dependerá de la vacuna o de la cura -, por lo que será positivo aceptar que durante un periodo de medio-largo plazo el virus va a convivir con nosotros. Por ello, es importante ser pacientes y aceptar la situación en todos los sentidos. 

8.- Practica la visualización, anticipa las diferentes situaciones

Los reencuentros con personas allegadas son muy ilusionantes. Para seguir cuidando a los tuyos, visualiza esos momentos y reeduca a tu mente con tu nueva forma de relacionarte con ellos (mantenimiento de la distancia física, intentando evitar los abrazos y los besos). Esto te facilitará que ese momento sea más placentero emocionalmente y sientas menos incertidumbre a la hora de enfrentarte a él. Debes recordar que la distancia física no implica que sea emocional, puedes seguir manteniendo el vínculo vivo a través de videollamadas, mensajes o muestras de cariño. 

9.- Elige una actitud positiva para afrontar una situación

Una de las mejores formas de afrontar la desescalada es ser activo en la causa, es decir, no podemos caer en que los demás deban resolver nuestra situación a nivel emocional o social. Hemos de ser nosotros los que elijamos la actitud con la que afrontar esta situación. Tomando una actitud proactiva, será más fácil enfocarnos en aspectos positivos y mantenernos activos.

10.- Aprovecha lo aprendido

Puedes continuar haciendo uso de las habilidades que has desarrollado en el confinamiento. Algunas de ellas te habrán servido para gestionar mejor tus emociones, otras para fomentar nuevas vías de desarrollo en la vida social, como pueden ser las habilidades digitales. Todas ellas son herramientas válidas que puedes integrar en tu vida, incluyendo esta etapa de transición.

Estos son los consejos de la Fundación Real Madrid, uno de los mejores equipos del mundo, para su plantilla y trabajadores. No es mala idea hacerlos tuyos. Agradecemos a la Fundación Real Madrid el hecho de que los haya compartido con Escudo Digital desinteresadamente.

Y es que, como asegura Estrella Mata, psicóloga experta en Mindfulness, “la amenaza de este virus es real: afecta a la propia vida, pero también a nuestro modus vivendi: la aparente seguridad, la estabilidad económica y social, el trabajo, nuestros planes a corto y medio plazo e incluso nuestra forma de relacionarnos con los demás, de expresar nuestros sentimientos”.