¿Tengo el coronavirus? Los nuevos síntomas descubiertos y que no debes olvidar

77212
coronavirus
Foto: Europa Press

A medida que la pandemia del Covid-19 avanza, vamos descubriendo nuevos síntomas. A la tos, fiebre, congestión nasal, dolor de garganta o gastroenteritis, se han añadido otros como la conjuntivitis o las erupciones cutáneas. Aquí les ofrecemos actualizadas las señales que pueden indicarnos si estamos o no infectados.

Para empezar, conviene recordar que el coronavirus se transmite por contacto directo con las gotas respiratorias que se emiten con la tos o el estornudo de una persona enferma. Su contagiosidad depende de la cantidad del virus en las vías respiratorias. Estas gotas infectan a otra persona a través de la nariz, los ojos o la boca directamente. También pueden infectar al tocar la nariz, ojos o boca con las manos que han estado antes en contacto con superficies contaminadas por estas gotas. Según los expertos, es poco probable que la transmisión por el aire se pueda producir a distancias superiores a los dos metros.

El Covid-19 puede manifestarse, según los científicos, de forma asintomática, son fiebre, tos seca y cansancio. Algunas personas también pueden experimentar dificultad para respirar (disnea), escalofríos, dolor muscular, congestión nasal, abundante secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, gastroenteritis y vómitos.

Pero al margen de estos síntomas – como recoge en un informe “65ymás”-, en las últimas semanas se han añadido otros, que no se dan en todos los casos, pero que hay que tener en cuenta, ya que pueden ser una señal de que estamos infectados:

Pérdida de gusto y olfato

Dos terceras partes de los afectados por el Covid-19 presenta pérdida de gusto y olfato, lo que se conoce como anosmia. El Ministerio de Sanidad lo incluye ya entre los síntomas que pueden presentar los contagiados por coronavirus.

Investigadores de la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos) afirman que el deterioro olfativo sugiere que la enfermedad COVID-19 resultante tiene más probabilidades de ser de leve a moderada. Si una persona infectada pierde ese sentido, parece más probable que experimente síntomas más leves, salvo que existan otros factores de riesgo subyacentes.

Conjuntivitis

El coronavirus también puede hacerse notar a través de una conjuntivitis, como ha ocurrido al 20% de las personas infectadas por el virus. Los pacientes afectados pueden presentar, bien al principio o a lo largo de su evolución, una conjuntivitis viral en la cual el virus es transmisible a través de las lágrimas. Un dato a tener en cuenta: los pacientes asintomáticos de Covid-19 pueden transmitir la enfermedad a través de las lágrimas.

Lesiones cutáneas

Los problemas cutáneos llegan asociados a personas infectadas con coronavirus. Dermatólogos y epidemiólogos – según recoge la información publicada por “65ymás” –  ya han detectado la aparición de cinco grandes grupos de problemas en la piel: se trata de erupciones similares a sabañones en zonas acrales (19%), erupciones vesiculosas (9%), lesiones urticariformes (19%), erupciones máculo-pápulosas (47%) y livedo-reticularis o necrosis (6%).

El estudio señala, no obstante, que tampoco se puede descartar que existan otras causas detrás de algunas de estas manifestaciones cutáneas, sobre todo en el caso de las lesiones urticariformes o en las máculo-pápulas.

El extraño shock en niños

Las autoridades sanitarias siguen trabajando para averiguar si los niños con coronavirus pueden desarrollar la enfermedad de Kawasaki, una inflamación arterial que afecta a los vasos sanguíneos y que conduce a una baja presión y a una acumulación de líquido en los pulmones y órganos.  Como recogimos en Escudo Digital en su momento, la Asociación Española de Pediatría (AEP) explicó que “por el momento, no se ha establecido si los casos de ‘shock’ pediátrico en niños que se están observando en algunos países son una coincidencia en el tiempo con la pandemia del Covid-19 o tiene algún tipo de relación causal”.

¿Qué hacer si tengo síntomas?

La mayoría de los casos de Covid-19 son leves. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, dificultad importante para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves generalmente ocurren en personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, del pulmón o inmunodeficiencias.