Las residencias de mayores recuperarán visitas en la Fase 2

Verde, gris y rojo, los colores del protocolo de seguridad que estrena Vitalia Home

739
residencias mayores

Ayer, con el estreno de junio, en las “Casas para Vivir” del grupo Vitalia Home se comenzaron a aplicar algunas de las medidas de actuación que integran su nuevo plan de seguridad. Anticipándose a la Fase 2 de la desescalada, en la que ya se permitirán visitas de familiares y allegados, el grupo de residencias de ancianos y centros de día ha presentado su protocolo, recién diseñado.

Un protocolo al que califican de “innovador y exhaustivo” porque consideran que va más allá de lo exigido por Sanidad. Los dos meses y medio de confinamiento que todos llevamos también les pesan ya a los usuarios de estos centros especializados en el cuidado gerontológico y de personas dependientes. Por eso, la dirección ha querido ir agilizando y poniendo todo a punto para cuando llegue ese reencuentro.

Los pilares de este procedimiento son tres: tecnología, formación y seguridad. Y también será un trío el de los colores que diferencien las zonas para evitar contagios; al menos mientras el virus continúe entre nosotros. La zona limpia y sin riesgo, será la Verde, exclusiva para los residentes sin Covid-19. Otra gris, de prevención, para quienes presenten síntomas o requieran cuarentena por haber mantenido contacto con personas o espacios con posible coronavirus, “donde serán atendidos siempre por los mismos trabajadores”, explican. Por último, la Roja, el espacio caliente para los positivos confirmados.

Asimismo, puesto que la zona de acceso será única, han instalado dispositivos tecnológicos de control facial y térmico que hacen saltar las alarmas si se detecta temperatura anómala en algún visitante y, por tanto, hay que impedirle la entrada. Los proveedores también deberán pasar obligatoriamente por estos controles cuando vayan a llevar mercancía.

Las alfombras con solución hidroalcohólica de las entradas suman seguridad al permitir la desinfección del calzado. Aparte, “tres veces al día se hace desinfección de todas las superficies que tanto trabajadores como residentes suelen tocar: barandillas, pomos, tiradores, interruptores, teléfonos, etc.”, indican. Los integrantes de la plantilla deben atenerse además a unas normas protocolarias, entre estas, prohibido acudir a trabajar con joyas, relojes o cualquier accesorio que pueda contaminar”.

Tecnología, formación y protección son las medidas preventivas para un reencuentro seguro con familiares

Todo este equipo de profesionales está recibiendo cursos para conocer la utilización correcta de EPIs, las medidas preventivas que deben conocer los residentes, y todas las actuaciones aconsejables para evitar la circulación del patógeno. Cada semana, la formación se reforzará con simulacros que serán evaluados por los directivos. “No queremos que en ningún momento nadie relaje las medidas de seguridad”, subrayan desde Vitalia Home, donde llevan más de 20 años centrados en los cuidados de los mayores, tengan dependencia física o psíquica.

Los trabajos de lavandería también se han adaptado al protocolo y se desinfecta y trata la ropa de los residentes de diferente manera, con una rigurosa clasificación. Igualmente, buena parte del menaje ha incorporado soluciones de usar y tirar: manteles, servilletas, vajillas, por ejemplo. Y también se ha incrementado la dotación de mascarillas, cuya utilización es obligatoria.

Nuevas formas para un nuevo momento, en el que más que nunca Vitalia Home quiere cuidar sus espacios, una prioridad que siempre se ha mantenido en su filosofía de negocio – “diseñar, crear y gestionar centros enfocados en la persona, el usuario” -. Todo ahora, para facilitar, sin correr riesgos, ese reencuentro con los familiares que ya se acerca. Aunque sea sin besos y sin abrazos, seguirá siendo especial y trascendente.