Ha ocurrido en un campamento de refugiados

Una mujer vende por 280 euros a su hijo de año y medio para poder pagar la atención médica de su hija de 13

60
Una mujer vende a su bebé de año y medio para costear el tratamiento de salud de su hermana de 13

Una mujer vende a su hijo por falta de medios. La historia recuerda los cuentos medievales. Solo el hambre, la pobreza y la desolación pueden provocar este tipo de comportamientos. Una mujer afgana ha decidido vender a su hijo de un año y medio para poder pagar la atención médica que precisa su hija enferma, de 13 años.

La mujer, cuyo nombre es Lailuma, o al menos así ha sido identificada, según recoge la Agencia de Noticias Europa Press, está viviendo en un campamento de desplazados de Kabul. Su marido está desaparecido desde el año pasado, según ha explicado la web Tolo News.

Medio millón de personas se han visto desplazadas en Afganistán en los últimos meses, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

La cifra que aumentaría si los servicios de salud, las escuelas y la economía acaban colapsando bajo el nuevo régimen talibán.

«No tenía más remedio que vender a mi hijo. Nadie quiere hacer algo así», ha explicado Lailuma, una más entre los centenares de personas que logran sobrevivir a duras penas en campamentos de Kabul mientras el invierno se aproxima.

Otra mujer, María, reconoce el caso de Lailuma y avisa de que no será la única ni la última mujer que se vea en esa tesitura: «Nuestros hijos están enfermos. No podemos dormir por la noche», lamenta. El Ministerio para los Refugiados creado por los talibanes todavía no les ha prestado atención alguna. La noticia de que una mujer haya decidido vender a su hijo ha causado una honda impresión en la opinión pública mundial.

La población civil, rehén de las pretensiones de los talibanes, que utilizan casos como el de esta mujer que ha tenido que vender a su hijo para presionar

«Vinieron aquí y nos hicieron unas encuestas, pero hasta ahora no nos han dado ayuda alguna. Nos vamos a morir de hambre si esto sigue así», lamenta otra desplazada, de nombre Aaisha.

Este tipo de noticias no benefician ni al Gobierno Talibán ni a Occidente. Los talibanes se reunieron el pasado martes en Doha con delegaciones de Estados Unidos, la Unión Europea y otros países occidentales. Les han pedido llevar a cabo una cooperación «constructiva» con el fin de las sanciones ya que la «inestabilidad» del país «no interesa a nadie».

Las delegaciones mantuvieron un encuentro con el ministro de Exteriores del Gobierno Talibán en el país centroasiático, Amir Jan Muttaqi, quien ha aseverado que el «debilitamiento» del actual Ejecutivo afgano «no beneficia a nadie» porque sus «efectos negativos afectarán directamente al mundo en materia de seguridad y migración», según recogía un comunicado difundido por el portavoz del Gobierno talibán, Zabihulá Mujahid. Estas palabras podrían ser interpretadas como una especie de chantaje que usa como rehenes a la población civil y sus desgracias, como la esta mujer que vende su hijo para salvar la vida de su hija.

Artículo
Una mujer vende por 280 euros a su hijo de año y medio para poder pagar la atención médica de su hija de 13
Nombre
Una mujer vende por 280 euros a su hijo de año y medio para poder pagar la atención médica de su hija de 13
Descripcion
Desesperada, se ha visto obligada a adoptar una solución tan dolorosa. Vive en un campamento de refugiados de Kabul. Muchas mujeres podrían a llegar a tener que adoptar la misma decisión, afirma una compatriota suya afgana.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo