Es doctor en astrofísica y descubridor de exoplanetas

El astrofísico Anglada-Escudé apuesta por mandar gente a Marte para hacer más sostenible el planeta

36
Vivir en Marte serviría para mejorar la sostenibilidad en la tierra
SSUCv3H4sIAAAAAAAEAH1RsW7DIBTcK/UfLOZYwiGu4+4dO7Vb1IE8XpynEF4FOFUU5d8LdiwxVN18d9yZO27PT1Ul9joQiNfqllHCZO0YoteR2CW6WT14NBTZk7aJlJm7T4oIUccxYMgRDwp0xCGdncmHf/nPbsbVIkxiciRJfCIcHVsermJVqGHcZ/XNIkTPjiCIRb2v/on7AEIH+FfWOwVAa7VDHou0+eNr6ayH5L9OzYrGHi3qufFuPipOPxH9udzgQga5wHo0xMUcFwZts0EVyd+egNxQ2Dge0ZfTprfhc0E4jtNNxNxSmLR9ho1q2kb2nWxVL7ed7JRY3ovhRKa8K5ns0LqVh3Wn6oM5tPWmhXW97Vqo91L1Rm7WLx2otNT9F46WUvM3AgAA

 No se trata de mandar a gente a Marte a que sufran, sino que gente decida ir allí porque es una forma distinta de vivir” ha manifestado el astrofísico Anglada-Escudé en una larga entrevista concedida al la revista Muy Interesante, en la que afirma que la sostenibilidad de nuestro planeta tierra se vería beneficiada con la expansión en el espacio de muchas maneras.

Sería posible, afirma, “limpiar la superficie del planeta de ciertas infraestructuras que hemos estado usando por cuestiones históricas. La producción de energía podría hacerse en el espacio: tenemos toda la energía del Sol para lo que queramos”. No cree que pueda ser posible hacerlo en diez años, tal vez habrá que esperar, cree, un siglo, pero “a largo plazo es una solución de civilización. Hay espacio de sobra en millones y millones de kilómetros cuadrados para placas solares, y todo sin tocar la Tierra para empezar a descargarla de muchas cosas. Esa es un poco la visión de sostenibilidad a largo plazo”.

Guillem Angalada-Escudé es el lídere la red internacional Sustainable Offworld Network (SONet), que ha diseñado el proyecto Nüwa: un modelo de desarrollo sostenible en Marte que quedó entre los 10 finalistas del concurso convocado por la organización The Mars Society el pasado año.

La ciudad que están diseñando en Marte aprovecharía la luz natural

También es investigador principal en el equipo que descubrió el exoplaneta con una situación más próxima a la tierra en el 2016: El Proxima b. Lidera el equipo del proyecto Red Dots, que focaliza sus actuaciones en la detección de los planetas terrestres más cercanos al Sol y es profesor en algunas de las Universidades más importantes del mundo.

La ciudad que consturirían en Marte permitiría a los que vivieran allí “que se organizaran a su modo, dependiendo del modo de emigración”, y según ha asegurado a Muy Interesante, la actitud sería la de usar los recursos naturales tal y como están dispuestos en Marte. No es fácil porque “tiene baja presión y problemas de radiación, así que usaríamos sus montañas, sus acantilados y su roca para construir dentro. La ciudad está insertada en la roca, no está en la superficie. El recurso no es el petróleo o el agua: el ambiente en sí es un recurso que se puede usar. Si la ponemos en el acantilado, tiene luz natural que puede entrar por los laterales y en la roca, y te da la verticalidad de una ciudad que está condensada”.

Es, ante todo una ciudad, no una base militar ni científica: “Cuando la dimensionamos, contamos con que tiene que haber infraestructuras, transporte, un número de metros cuadrados, de volúmenes y de comida por persona para que puedan tener una vida confortable. Trabajamos con un despacho de arquitectos que se llama ABIBOO Studio, que se dedica a diseñar ciudades en India y en Estados Unidos“. 

Artículo
El astrofísico Anglada-Escudé apuesta por mandar gente a Marte para  hacer más sostenible el planeta
Nombre
El astrofísico Anglada-Escudé apuesta por mandar gente a Marte para hacer más sostenible el planeta
Descripcion
La ciudad que están diseñando en Marte aprovecharía la luz natural del planeta. La colonización del espacio se haría de forma no depredadora, y contribuiría a la sostenibilidad del planeta tierra liberándola, por ejemplo, de placas de sol.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo