Semiconductores: Calterah firma un acuerdo con Hasco

75
Semiconductores Calterah llega a un acuerdo con Hasco

Semiconductores Calterah ha dado un paso de gigante. Cualquier noticia sobre el aumento en la producción y distribución de semiconductores es beneficiosa para el sector del automóvil. Los fabricantes se están viendo obligados a interrumpir la fabricación de vehículos en todo el mundo, según señalaba recientemente Bild Auto. Solo en España, La fabricación se ha contraído un 21,6% respecto a 2019 y los fabricantes ya han asumido que esta situación no va a ser mejor en los próximos meses. En un entorno como el automovilístico, altamente digitalizado, y donde se ha convertido en prioritaria la creación de modelos que no contaminen, el sector parece encontrarse ante un callejón sin salida. La pandemia ha dejado huella y la incertidumbre entre los consumidores sobre qué coche comprar, amén de la posible falta de disponibilidad de repuestos para algunos modelos requiere de una enorme valentía a la hora de tomar decisiones.

Comprar un coche lo más mecánico posible no es una solución para los apocalípticos que se aterrorizan ante la sola mención de los coches conectados. Es el caso de un lector de Escudo Digital, propietario de un Daewo Lanos, del año 2001 residente en Madrid, que no puede aparcar dentro de la M-30 en ningún lugar donde haya que pagar parquímetro. Y lleva meses sin acercarse a la zona centro para visitar a amigos y familiares en ese coche.

Calterah Semiconductor ha conseguido un acuerdo para DOW de HASCO, un proveedor internacional de piezas de automóviles de primer nivel, con su producto de chip AiP (antena en paquete) de radar de ondas milimétricas, según el director de ventas de Calterah. HASCO ha adoptado el chip AiP de Calterah para la función de apertura de puertas (DOW) de algunos modelos de coches de alta gama que se producirán en masa el año que viene. Es una buen dato que llena de esperanza al sector automovilístico.

Chips calderah para Hasco

El tamaño compacto, el alto rendimiento y el bajo consumo de energía fueron lo que hizo que Calterah AiP destacara, ha manifestado el responsable de I+D de HASCO ADAS BU, añadiendo que se ahorró tiempo y costes para el diseño de la antena y, por tanto, se pudo acelerar el proyecto DOW. Según Hasco, la función DOW no es exclusiva de los coches de gama alta y en los próximos años habrá una mayor presencia de DOW en los modelos económicos. Por ello, el coste, el tamaño y la facilidad de uso del radar que permite esta función son lo primero que se tiene en cuenta.

Calterah lanzó en 2019 su segunda generación de productos de chip AiP de sensor de radar CMOS de ondas milimétricas de 77 Ghz de grado automático.

La llegada de los productos AiP, de Calterah Semiconductores, también implica más aplicaciones posibles en campos como el hogar inteligente, el cuidado de ancianos, etc.

La ventaja de la tecnología AiP es que el tamaño de los módulos de radar se reduce a una décima parte de los tradicionales, o incluso más pequeños, manteniendo un rendimiento relativamente alto. Los clientes ya no necesitan diseñar o desarrollar antenas, ni utilizar placas de circuito impreso de alta frecuencia en la fabricación, lo que facilita la producción de módulos y reduce el tiempo y los costes del ciclo de I+D.

En cuanto a la fiabilidad y la seguridad, que son esenciales IC, un comunicado facilitado por la empresa y difundido por Europa Press afirma que los productos AiP de grado automático de Calterah cumplen los requisitos de cualificación AEC-Q100 y se ajustan al proceso de gestión de la seguridad funcional ISO 26262, al tiempo que se someten a un conjunto completo de procedimientos de prueba propios.

Con una arquitectura de 4T4R (receptor de cuatro canales y transmisor de cuatro canales), los productos AiP de Calterah pertenecen a las familias Alps y Rhine, y trabajan a 77/79 GHz y 60 GHz para los mercados del automóvil y la industria, respectivamente.

Como sensor esencial para los vehículos, el radar de ondas milimétricas puede aplicarse a varias funciones de los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), como el frenado autónomo de emergencia (AEB), la advertencia de colisión frontal (FCW), la asistencia de cambio de carril (LCA), la detección del ángulo muerto (BSD), el sistema de aparcamiento automático (APS), etc. En el interior del habitáculo, el radar de ondas milimétricas puede medir las constantes vitales del conductor detectando el micro movimiento causado por la respiración y los latidos del corazón, y determinar si hay personas o algún animal doméstico. Además, el radar de ondas milimétricas es más respetuoso con la privacidad que las cámaras. Además de estas ventajas, los sensores basados en AiP, como se ha mencionado, son más compactos y rentables, lo que facilita su instalación en la luz interior o en cualquier otro lugar.

La llegada de los productos AiP también implica más aplicaciones posibles en campos como el hogar inteligente, el cuidado de ancianos, etc.