El primer paso para el reciclaje es la reutilización, y es lo que se hace con los móviles y los ordenadores reacondicionados

Economía circular: por qué los móviles y ordenadores reacondicionados son una opción

324
Reacondicionamiento de móviles en SMAAART
Reacondicionamiento de móviles en SMAAART

La palabra sostenibilidad se ha convertido casi en un mantra de nuestro tiempo, y si no se explica y se usa de forma gratuita, acaba sonando hueca, carente de significado. Y, sin embargo, su importancia es primordial. El prestigio de una empresa no se mide ya únicamente en relación con sus beneficios de mercado, sino también con sus capacidades para ser sostenible y respetuosa con el medio ambiente. El crecimiento ilimitado que defendía George Bush cuando se negó a firmar los protocolos de Kioto está considerado una herejía, pero el movimiento se demuestra andando, y aún son pocas las empresas que pueden hacer gala de un compromiso real.

Laboratorio de CyG
Taller de CyG

Hemos dado pasos de gigante en cuanto a la concienciación sobre los problemas derivados del cambio climático. De la cultura del reciclado, “que también gasta energía”, como recuerda Alejandro Costa, fundador y CEO de CyG It SustainableTech, y de su filial Myfyxpert, “hemos hecho una transición importante, hemos dado el paso al reacondicionado, la reparación y el aprovechamiento de la tecnología sin desperdiciar nada”.

Alejandro Costa, Ceo de CyG
Alejandro Costa, Ceo de CyG

Son cada vez más las personas que apuestan por utilizar aparatos reacondicionados, una moda en la que, más allá de la ecología, influyen otros factores. “La saturación ante la constante renovación de los modelos de los fabricantes es demasiado intensa -afirma Alejandro-, ya no sabemos por qué modelo de IPhone o Samsung vamos, y el ritmo de la obsolescencia inducida por el marketing cada vez acorta más la durabilidad de los modelos”.

Los hijos le siguen pidiendo a sus padres el último modelo de iPhone, pero si por la crisis no pueden pagarlo, recurren a móviles reacondicionados con dos años que pueden funcionar perfectamente. Lo quiero, pero no puedo pagarlo. Eso es lo que ocurre. Y de ahí el recurso a los móviles reacondicionados”. ¿Hasta que punto juega un papel importante la concienciación sobre el medio ambiente? “Son muy pocos los que piensan que si el móvil les funciona lo van a cambiar cada cuatro o cinco años, el tema de ‘le tengo cariño al móvil’ no existe”, afirma este joven emprendedor, y es que cada vez queremos mejores cámaras y prestaciones, añade; “nos hemos olvidado de las cámaras digitales. Hasta los periodistas transmitían en streaming estos días pasados las manifestaciones y los disturbios en las calles de Barcelona y Madrid”.

Solo en el 2018 se desecharon 4. 500 millones de móviles

móviles viejos apilados

El problema es que para producir un móvil se utilizan y extraen numerosos elementos contaminantes, como pueden ser el plomo, el cadmio o el mercurio. La minería de oro para móviles es una de las principales causas de deforestación del Amazonas, y el coste de la extracción de los metales necesarios para producirlos contamina los ríos. Solo en el año 2018 se desecharon 4.500 millones de móviles en todo el mundo. El planeta no aguanta el ritmo de la renovación tecnológica, pero tampoco lo aguanta el “bolsillo de los usuarios finales”, sostiene Alejandro Costa, y menos en un momento en el que la pandemia y la incertidumbre están frenando el consumo.

Ordenadores viejos y rotos

SMAAART, una empresa recientemente aterrizada en España, con sede en Francia, basa su oferta en que al comprar uno de sus móviles “estás comprando un smartphone de un 30% a un 50% más barato que un teléfono nuevo y, además, contribuyes a conservar el planeta gracias a la disminución del 80% del impacto ambiental que se genera con la compra de un smartphone nuevo”.

Portavoces de la compañía francesa señalan que el 60% de la población gala ha comprado o tiene la intención de adquirir un teléfono inteligente reacondicionado, y son los milenials quienes más venden artículos que ya no usan, con el fin de adquirir productos más respetuosos con el planeta. Lo importante, afirma Jean-Christophe Estoudre, presidente de la compañía francesa, es que el “el mercado aporte claridad al consumidor mediante la obtención de una certificación. Esto promoverá estándares de calidad para los productos y los servicios ofrecidos. Así, el consumidor se sentirá lo suficientemente seguro como para dar el paso y adquirir un teléfono inteligente reacondicionado de segunda vida”.

Ricardo Macías, técnico de soporte de equipos informáticos, explica a Escudo Digital que en el sector de la tecnología acondicionado hay más confianza de los consumidores hacia los ordenadores tanto portátiles como de sobremesa que con respecto a los móviles. “Se les da un enorme uso, y ello condiciona la percepción del cliente; en principio el consumidor actúa como con los coches, piensa tal vez lleven mucha tralla encima, y no acaban de comprender el concepto de acondicionado, aunque cada vez son más las grandes empresas las que los ofrecen en su portfolio, como Apple”.

Laboratorio de CyG
Laboratorio de CyG

Alejandro disiente: “Yo me compraría un móvil reacondicionado, un portátil reacondicionado y un ordenador de sobremesa reacondicionado, aunque no creo que me compre una tablet. Hubo un boom que se ha acabado con las tablet, son muy monas pero nadie escribe con ellas”.

El tema de “voy a alargar la vida de mi tecnología porque así cuido el planeta se está viendo más en los entornos corporativos porque les interesa en su cuenta de resultados y por cumplir con su responsabilidad social corporativa”, afirma Alejandro Costa, CEO de CyG, participada por Telefónica.

Sede de SMAART

La ventaja de comprar un móvil acondicionado sobre uno de segunda mano está clara. Para este emprendedor sevillano que ha conseguido llegar a la cima mediante la reparación de tecnología: “No solo ofrecemos una garantía, también pagamos impuestos y todo el dinero se declara. No podemos querer ir a un centro de salud y que nos atiendan bien si las empresas no pagan. Garantizamos que nuestros materiales no acaban en vertederos de Ghana, no exportamos ni importamos de países con conflictos, y la trazabilidad de nuestros elementos está perfectamente controlada”. La persona que compra un móvil de segunda mano “no sabe si es robado, o le han hecho un apaño con pegamento para que dure un mes y acaba en la basura”, añade.

El futuro, nos recuerda, está en preparar para reutilizar. Ahora mismo, desde hace dos semanas, hay encima de la mesa del Ministerio de Transición Ecológica un plan para la transformación efectiva hacia la economía circular. Es un plan a diez años que en los tres primeros pretende fomentar la preparación para la reutilización, pero no solamente de la tecnología, sino también de los vehículos.

Las diferencias entre la economía circular y la vertical

La resiliencia de los países se basará cada vez más en el fomento de la economía circular. Economía circular es aquella que prima el aprovechamiento de recursos y la reducción de las materias primas. Salvando las distancias, se atendrían a este modelo los padres o abuelos de entornos rurales que apenas producían desechos: el aceite inutilizable se aprovechaba para hacer jabón, las pepitas del melón para dar de comer a las gallinas, las sobras de las comidas alimentan a los gatos y a los perros; y las cenizas de la chimenea como abono. No se tira nada, todo se arregla o se utiliza para otra cosa.

La economía circular es lo contrario de la economía vertical, que es la de usar y tirar, precisa Alejandro: “El residuo lo pones de nuevo en valor al principio de la cadena. Yo cojo un ordenador al que se le estropea la fuente de alimentación. Y cojo la fuente, la analizo, y si le cambio el fusible que vale 30 céntimos he devuelto a la vida a una fuente de alimentación que iba a ser desechada. Eso es la economía circular, coger el residuo, reintroducirlo y darle valor. Y esto puedes hacerlo con cualquier otra cosa”.

Alejandro puede presumir de tirar muy poco, en su negocio la filosofía básica es la de la economía circular: “El primer paso para el reciclaje es la reutilización. No tenemos que llegar a reciclar si reutilizamos. Reciclar cuesta dinero y emite huella ambiental y emite C02. El proceso de reciclaje cuesta dinero, pero si lo reutilizas, no. Nosotros queremos ampliar nuestro negocio a la parte de los electrodomésticos que puedas tener en la cocina, y a las baterías de los productos eléctricos, desde las baterías de los patinetes a las de los coches. Queremos crecer a lo ancho”.

No producimos chatarra, a lo sumo la carcasa de un portátil que se tritura y se convierte en material para producir botellas de plástico”, afirma Alejandro Costa

CyG SustainableTech trabaja con mucho volumen de aseguradoras. Manejan muchos dispositivos “que reparamos a nivel de componentes, somos como una empresa que tiene la mayor red de talleres de coches del mundo, donde pasan muchos coches, donde nos quedamos con muchas piezas que no se usan. Esas piezas las reutilizamos y las utilizamos para otros coches. Somos como una red de talleres y un desguace que nunca llega a desechar la basura, porque la volvemos a utilizar. En eso somos únicos. No producimos chatarra, a lo sumo la carcasa de un portátil que se tritura y se convierte en material para producir botellas”.

Afirma que su ventaja es “mejoramos la vida y la tecnología de las personas construyendo un mundo más sostenible”.

Un futuro en el que se alquilarán los electrodomésticos

Las actualizaciones de software, sostiene, son necesarias e imprescindibles. Pero hay que lograr un equilibrio para que vaya aparejado con la capacidad económica de los ciudadanos y la de producción de nuestro planeta.

La tecnología está para resolverle la vida a la gente, y afirma que “es un fake” que por culpa de la denominada obsolescencia programada haya quien busque lavadoras lo más mecánicas posibles para que duren mucho.

Alejandro afirma: “Yo creo que al igual que pago una cuota de Internet en casa, dentro de 10 años vas a pagar 12 euros al mes por todos los electrodomésticos de tu cocina y te los van a renovar cada 48 meses. Los productos se convertirán en servicios, y eso forma parte de los planes de la economía circular. Igual que pagas una cuota por Netflix pagarás una cuota por el hardware. Y eso con una trazabilidad correcta, y haciendo una garantía de hacia donde va el residuo hará que el mundo sea mas sostenible. Hay gente que estará en contra de esto. Por supuesto, lo que no se estropea era la tabla donde lavaba mi abuela, pero en el equilibrio está la virtud”.

Infografía laboratorio neutro en carbono

Y siguiendo ese equilibrio y ese amor por la tierra, CyG it Sustainable Tech acaba de crear el primer laboratorio de tecnología neutro en carbono del Sur de Europa con energía Solar de LG en su sede de Bollullos de la Mitación, el pueblo donde tiene sus instalaciones la empresa que fundó Alejandro Costa, a tan solo 45 kilómetros de dónde nació, Bormujos.

Con una inversión total cercana a los 100.000 euros, la nueva instalación de paneles fotovoltaicos proporcionará una potencia media de 33 kWh, ahorrando a la atmósfera 44 toneladas de C02 cada año, al mismo tiempo que otorga al laboratorio autonomía energética y neutralidad en emisiones. Y sin tener que usar la tabla de lavar de su abuela.

La opinión de Greenpeace

Julio Barea, de Greenpeace

Escudo Digital ha hablado también con Julio Barea, de Greenpeace, quien es Doctor en Geología, especialidad de Hidrogeología, Ingeniería Geológica y Geología Medioambiental, por la Universidad Complutense de Madrid, y Máster en Gestión y Tratamiento de Residuos por la Universidad Autónoma de Madrid. El responsable de campañas de Consumo y Biodivesidad de la organización ecologista tiene una buena opinión sobre los móviles reacondicionados: “Nosotros estamos muy pendientes de acabar con la obsolescencia programada de todos estos elementos, no solo los móviles, sino también los ordenadores, las impresoras, las lavadoras, las licuadoras; es un auténtico despropósito. Mi madre tenía una lavadora de hace 50 años y sigue funcionando. Y ahora tenemos una lavadora de última generación y te dura cinco años y ya las tienes que cambiar porque está hecha un desastre”.

Estos móviles reacondicionados “u otros que hacen determinadas compañías que son desmontables por piezas y se pueden reparar, son la solución, que al final son mejores para tu bolsillo y para el Planeta”, opina Barea. Antes, recuerda, cuando la batería se acababa, se reciclaba y te comprabas otra; ahora ya no, en muchos casos “va integrada en el teléfono, si se te va la batería te has quedado sin móvil; es una cosa surrealista”.

Afirma este geólogo que hay países como Francia que están luchando contra la obsolescencia programada y “potenciando los móviles desmontables. Porque al final todo este tipo de productos están compuestos por componentes peligrosos que son difíciles de extraer, como son metales preciosos y otros muy difíciles de conseguir como el coltán, que se están extrayendo en algunos países del mundo en unas condiciones lamentables desde el punto de vista laboral y social”.

Artículo
Tecnología y sostenibilidad: economía circular, ordenadores y móviles reacondicionados
Nombre
Tecnología y sostenibilidad: economía circular, ordenadores y móviles reacondicionados
Descripcion
El primer paso para el reciclaje es la reutilización, y es lo que se hace con los móviles y los ordenadores reacondicionados.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo