Detector de trampas en las competiciones de eSports

178
Jugadores eSports

La compañía Kaspersky ha dado el primer paso para favorecer el juego limpio en los eSports con una solución que permite detectar prácticas deshonestas en las competiciones de eSports.  Kaspersky Anti-Cheat ayuda a los organizadores de este tipo de competiciones a combatir las trampas en el juego. Detecta trampas en tiempo real y permite compartir informes automatizados con el cliente, pudiendo así tomar una decisión disciplinaria.

Los jugadores online se enfrentan a menudo con trampas en los juegos. Solo el 12% de ellos dice que su experiencia en juegos multijugador nunca se ha visto arruinada por acciones desleales de otros jugadores, según la última Encuesta Global de Juego de Irdeto, mientras que uno de cada tres jugadores ha confesado haber hecho trampas.

Con sus prácticas, los tramposos pueden dejar fuera de la competición a otros jugadores honestos o incluso a profesionales, lo que repercute en las relaciones dentro de la comunidad de juegos. Además, las trampas pueden afectar a la popularidad y la reputación de un torneo, y eventualmente reducir los ingresos o el número de colaboraciones de los organizadores.

Para minimizar la posibilidad de este tipo de comportamiento en las competiciones de eSports, Kaspersky ha lanzado su sistema Anti-Cheat, que puede integrarse fácilmente a través de la API de la plataforma eSports, desplegarse a los jugadores y utilizarse para garantizar el juego limpio durante las fases online de una competición, cuando es especialmente difícil controlar las trampas.

Con esta solución, el jugador que quiere participar en una competición online necesita instalar el cliente Anti-Cheat distribuido por la plataforma de juego. Una vez instalado en su equipo, se recopila la información sobre el proceso del juego, se envía a la nube de Kaspersky Anti-Cheat y se analiza para detectar eventos sospechosos. Al mismo tiempo, el árbitro de la competición recibirá informes sobre trampas en tiempo real a través de una interfaz web. Así, la solución Anti-Cheat de Kaspersky proporciona evidencia técnica de las trampas sin llevar a cabo ninguna acción sobre el jugador, pero dejando la decisión final al árbitro y a los organizadores de la competición.

Es importante destacar que, a la vez que garantiza la detección de trampas, Kaspersky Anti-Cheat pone la experiencia del usuario en primer lugar y no afecta el proceso del juego ni provoca sobrecarga.

“El juego limpio es muy importante para los jugadores que se esfuerzan por mostrar su habilidad. Cuando juegos como CS:GO, PUBG o DOTA 2 se llenan de tramposos, los jugadores honestos dejan de jugar o incluso abandonan para siempre. Por lo tanto, nuestra solución proporcionará a los organizadores de torneos la oportunidad de mantener un equilibrio en la comunidad de juego y supervisar el progreso de sus competiciones. Con la introducción de Kaspersky Anti-Cheat, nuestra compañía aporta sus más de 20 años de experiencia en la lucha contra el malware y el cibercrimen, a un nuevo ámbito”, explica Anton Selikhov, responsable del producto Kaspersky Anti-Cheat.

La solución Anti-Cheat de Kaspersky está ya disponible en todo el mundo y ha sido diseñada tanto para desarrolladores de juegos como para organizadores de torneos de eSports. Para obtener más información sobre una posible asociación y los precios actuales de los servicios, visite nuestro sitio web global https://go.kaspersky.com/anticheat.html