Acusan a Google de espiar a niños y mayores

151
Google espía a niños

Jamás nuestra vida privada había estado tan expuesta como en estos Rolling 20, la complicada década que nos ha tocado vivir. Desde nuestra más tierna infancia nuestros datos tienen un valor, y también las palabras que pronunciamos, ya sea en el mercado negro, donde cotizan a unos 850 dólares, o para dar pistas a las grandes empresas sobre nuestras preferencias de consumo.

La interconexión y el uso de las redes sociales nos sitúan a merced de las grandes corporaciones americanas.  Amazon, Google, Apple y Microsoft lo saben todo de nosotros por nuestras búsquedas en Internet e incluso saben lo que estamos diciendo en casa al registrar nuestras conversaciones gracias a los altavoces Alexa, Siri, Google Home y Cortana

Como decía en una reciente entrevista a Escudo Digital Angel Bahamontes, presidente de la Asociación Nacional de Tasadores y  Peritos Judiciales Informáticos, el mundo analógico es mucho más seguro que el digital, especialmente si no tenemos cuidado para protegernos.  

Según publica Business Insider, cada uno de los altavoces tiene palabras clave para activarse e interactuar con ellos. Lo malo es que los altavoces se activan hasta 19 veces al día sin contar con nuestro permiso y según un estudio de la Universidad de Northeastern, en Boston, Massachussets, Estados Unidos. 

Siri y Cortana son los que se activan más veces, pero el Echo Dot graba más segundos, hasta 43.

Pero lo más grave de todo es en estos momentos es la acusación del fiscal de Nuevo México. Afirma que el gigante tecnológico Google espía con propósitos deliberadamente obscuros a a niños con edades “tan tempranas como el jardín de infancia” sin ningún propósito educativo alguno.

En el documento de acusación se señala que Google vulnera leyes federales y estatales al hacer uso de programas y servicios educativos diseñados supuestamente para facilitar el trabajo de escuelas y profesores.

En un principio fueron diseñados para facilitar el acceso a la educación a niños y centros educativos con pocos recursos, pero nada más lejos de la realidad, según las durísimas acusaciones vertidas en el escrito. Se llega a decir que su finalidad es poder espiar a los niños y obtener información personal sobre ellos.

Según ha publicado el diario El Mundo,  Google Education es un paquete de la multinacional norteamericana destinado a estudiantes de primaria, secundaria y estudios superiores que funciona como un campus virtual en la nube que incluye correo electrónico, procesador de texto, slides de presentaciones y hojas de cálculo, entre otros. Cuando se lanzó nadie pensó que Google pretendía obtener datos de los niños.

Con fines supuestamente filantrópicos, como en el caso de otras grandes marcas comerciales cuando financiaban programas en escuelas de suburbios sin medios, se pretendía obtener un beneficio comercial a corto y largo plazo.

Un portavoz de la compañía se ha puesto en contacto con Escudo Digital para manifestar lo siguiente:

“Estas alegaciones parten de hechos que no son ciertos. GSuite for Education permite a los colegios controlar el acceso a cuentas, y les requiere que busquen el consentimiento paterno cuando sea necesario. No utilizamos información personal de usuarios en las escuelas primarias y secundarias para fines publicitarios. Los colegios son los que al final deciden cómo sacarle el máximo provecho a Google for Education en sus aulas, y estamos comprometidos a trabajar con ellos”.