Libertad versus legalidad: el periodista Glenn Greenwald, acusado de hackeo por la fiscalía brasileña

173
Green Gleenwald

La Fiscalía brasileña ha denunciado este martes al periodista de investigación estadounidense Glenn Greenwald por haber incurrido en un presunto delito cibernético e incitar a llevar a cabo “hackeos” para pinchar teléfonos y filtrar información de altos cargos y autoridades del país, según recoge Europa Press.

El portal de noticias The Intercept, cofundado por Greenwald, publicó en 2019 una serie de conversaciones que el ministro de Justicia, Sergio Moro, habría tenido con fiscales e investigadores cuando era juez del caso ‘Lavo Jato’ a través de distintas plataformas de mensajería instantánea.

Según las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Federal, los teléfonos móviles de las autoridades habían sufrido ataques cibernéticos. Uno de los investigados, el ‘hacker’ Walter Delgatti Neto, dijo haber transmitido el contenido de las conversaciones a Glenn, tal y como informa el portal de noticias local G1.

El Tribunal Federal Supremo ha indicado que Glenn “ayudó, guió y alentó” al grupo de presuntos ‘hackers’ de haber pirateado los teléfonos de las autoridades durante el período en que se cometieron los delitos.

The Intercept ha publicado en su portada una encendida defensa del periodistas:

“El gobierno de Bolsonaro ha dejado en claro reiteradamente que no cree en las libertades de prensa básicas. El anuncio de hoy de que se ha presentado una denuncia penal contra el editor cofundador de Intercept, Glenn Greenwald, es el último ejemplo de periodistas que enfrentan serias amenazas en Brasil (…) Estamos horrorizados de que el Ministerio Público de Brasil haya decidido presentar un cargo tan descaradamente motivado políticamente contra Greenwald, en aparente represalia por los informes críticos de The Intercept sobre los abusos cometidos por el Ministro de Justicia Moro y varios fiscales federales (….).En The Intercept vemos esto como un intento de criminalizar no solo nuestro periodismo sino también el de las docenas de socios que colaboraron con nuestro personal en más de 95 historias basadas en los archivos(…) No hay democracia sin una prensa libre, y los defensores de la prensa en todas partes deberían estar profundamente preocupados por el último movimiento autoritario de Bolsonaro”.

Greenwald negó los cargos en su declaración, citando una investigación previa de la Policía Federal de Brasil que concluyó que no había cometido ningún delito y señaló su “postura cuidadosa y distante con respecto a la ejecución” de los presuntos ataques.Suscríbase a nuestro boletín

No debemos dejar que nos intimiden mediante el abuso del aparato del Estado o a través del Gobierno“, ha manifestado Greenwald, que adquirió notoriedad por el papel ejercido a la hora de publicar información clasificada filtrada por el exagente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden en 2013.

Snowden, por su parte, ha calificado en un mensaje difundido en su cuenta de Twitter los cargos presentados contra el periodista de “increíbles, infundados e insostenibles”.