Cuatro grandes editoriales la acusan de violar los derechos de autor

Internet Archive, demandada por prestar libros escaneados gratis durante la cuarentena

34
Internet Archive

Según publica el portal Xacata, Internet Archive, uno de los portales no lucrativos más valorados para obtener música, imagénes, software y libros en la red, ha sido demandado por cuatro grandes editoriales por haber violado los derechos de autor. La demanda ha sido cursada por Plaintiffs Hachette Book Group, HarperCollins Publishers LLC, John Wiley & Sons y Penguin Random House LLC, a través del Tribunal Federal de Nueva York.

Supuestamente, habrían realizado copias escaneadas de libros para ponerlas a disposición de sus usuarios “violando los derechos de autor”. Sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, como se popularmente se dice, Internet Archive quiso tener un detalle durante el confinamiento con la población en general como han hecho algunas editoriales de prensa, como Hearst Magazines España.

El problema es que mientras el grupo editorial de matriz americana, al igual que otras compañías que han ofrecido contenidos gratuitos, sí tenía los derechos de autor de lo que ofrecía gratis, no ha sido así el caso de Internet Archives, que ofreció de forma totalmente gratuita 1,4 millones de libros cuando suspendió las listas de espera para sus copias digitales, una cola, que se hace para respetar los derechos de los autores cuando no había Covid-19. Solo se prestan los libros electrónicos a un numero de personas que coincide con el número de licencias que ese libro haya otorgado a Internet Archive.

En la demanda se argumenta que Internet Archive “sin ninguna licencia ni pago a los autores/editoriales, escanea libros impresos, sube dichas copias ilegales a sus servidores en la red y distribuye textualmente copias digitales de los libros”, y lo hace a una escala “extraordinaria” y aludiendo a los dominios Open Library y Archive.org.

El fundador de IA, Brewster Khale, ha declarado que “como biblioteca, IA adquiere libros y los presta, como siempre han hecho las bibliotecas” y añade que una demanda como la que se ha presentado contra ellos es “decepcionante y no favorece a nadie, en un momento en el que no se puede acceder a colegios, bibliotecas y organismos públicos”, donde podrían consultarse los libros si no fuera por la pandemia del Covid-19.

Fuentes consultadas aseguran que es muy probable que prospere la demanda. Los autores tendrían que haber sido consultados antes de distribuir gratuitamente su obra a escala global. Es muy probable que la defensa de IA argumente una jurisprudencia relacionada con la Ley de Derechos de Autor denominada fair use, que consiste en el “uso legítimo, razonable o justo de material protegido, sin necesidad de permiso del dueño, para uso académico o informativo” en determinados buscadores, y podrían alegar la excepcionalidad del confinamiento, pero se han excedido al permitir leer las obras completas.