El 98% de su plantilla se ha formado en comportamiento ético

Indra impulsa la cultura de cumplimiento con formación para todos sus profesionales

31
Indra

La empresa de tecnología y consultoría Indra ha realizado en los últimos años un importante esfuerzo para potenciar el conocimiento normativo y el respeto de la legalidad entre sus profesionales y colaboradores, con el fin de reforzar su cultura de cumplimiento y erradicar cualquier comportamiento poco ético o irregular.

En esa hoja de ruta, prácticamente todos los profesionales de Indra han recibido formación sobre el Modelo de Prevención de Riesgos Penales y sobre el Código Ético y de Cumplimiento Legal de la compañía, que ha sido revisado y robustecido en los últimos años.

En concreto, el 98% de la plantilla global de más de 49.000 profesionales, que incluye tanto a los trabajadores en España como a los de sus filiales internacionales, ha realizado en 2019 el curso online puesto a su disposición por la compañía.

Un curso con casos prácticos sobre corrupción y soborno

Este curso incluía casos prácticos sobre cuestiones como corrupción y soborno (cortesía empresarial), normas de derecho de la competencia, conflicto de interés, gastos de empleado, seguridad de la información, acoso moral y uso del Canal Directo, una vía confidencial de comunicación a través de la que cualquier profesional, colaborador o tercero puede plantear sus dudas de interpretación del Código Ético y de Cumplimiento Legal o comunicar cualquier irregularidad de la que tenga conocimiento.

Igualmente, se han impartido 46 sesiones presenciales de formación dirigidas al equipo de dirección y gestión y jefes de proyecto de diez filiales internacionales: Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Noruega, Italia, México, Portugal y Filipinas.

Además de considerar estos cursos online como de formación obligatoria para todos los profesionales, Indra ha intentado hacerlos más atractivos, adaptándolos a nuevos formatos, más lúdicos y entretenidos, con el objetivo de inculcar de forma efectiva conocimientos sobre aspectos importantes relacionados con el cumplimiento.

“El objetivo es conseguir que todos los profesionales y colaboradores se impliquen en la nueva cultura, la hagan suya y confíen en los mecanismos y herramientas que la compañía pone a su disposición”, explican fuentes de Indra.

En esta línea, también destacan que en los últimos años se ha incrementado el número de comunicaciones recibidas a través del Canal Directo, con dudas sobre la interpretación y aplicación del Código Ético o para advertir de cualquier comportamiento ilícito o cualquier irregularidad o infracción detectada.

Desde 2015, Indra está volcada en mejorar su gobierno corporativo y el cumplimiento normativo, como refleja, entre otras actuaciones, que en los últimos años ha revisado y robustecido el Código Ético y de Cumplimiento y el Modelo de Prevención Penal y se ha dotado de mayor independencia y medios a la Unidad de Cumplimiento y a la función de Auditoría Interna.

El último paso ha sido la aprobación por parte del consejo de administración de la compañía de un nuevo Manual de Prevención de Riesgos en Derecho de la Competencia; ámbito del Derecho cuyo fin es conseguir que las empresas compitan en igualdad de condiciones evitando distorsiones en los mercados. Este Manual culmina la actualización del Modelo de Compliance de Competencia de Indra y supone una adaptación y revisión de los riesgos, procedimientos y controles de la compañía en esa materia.