Rusia comparte su polémico sistema de defensa antiaérea con Turquía

137

La segunda entrega por parte de Rusia del polémico sistema de defensa antiaérea S-400 a Turquía ya ha sido completada, según ha informado el Ministerio de Defensa turco. La entrega de componentes del sistema S-400 arrancó el pasado 12 de julio y continuará hasta abril de 2020, cuando el sistema estará por fin activo. La compra de este sistema a Rusia por parte de Turquía supone un aumento de la tensión con Estados Unidos, que ha alertado de que el S-400 implica una amenaza para los cazas F-35.

La Casa Blanca anunció en julio – cuando se realizó la primera entrega- que Turquía quedaría excluida del programa del F-35 desarrollado por la OTAN, debido a su decisión de comprar el sistema S-400. El Gobierno estadounidense ha sostenido que el F-35 no puede coexistir con una plataforma rusa de recopilación de información de Inteligencia, dado que sería utilizada para aprender sobre sus sistema transportable de misiles S-400 en un despliegue militar.

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, expresó en una entrevista a la cadena CNN Turk que el S-400 será activado a pesar de las advertencias de Washington. “Nos han dicho que no lo activemos, pero hemos tenido que recalcar que no hemos comprado este sistema como si fuera un accesorio”, ha asegurado. Por su parte, el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, ha informado que abordará con su homólogo estadounidense, Donald Trump, la posibilidad de comprar misiles Patriot. En este sentido, el dirigente turco ha destacado que su relación con Trump podría ayudar a ambos países a superar la crisis diplomática provocada por la compra del S-400 a Moscú.