La compañía italiana está preparada para volver a navegar

Costa Cruceros implanta un nuevo protocolo de protección e higiene en sus barcos

18

Costa Cruceros volverá a navegar de forma progresiva, una vez que las autoridades permitan la reanudación de la operativa de los cruceros, y lo hará tras haber instaurado nuevas normas de seguridad.

Estas nuevas medidas han sido desarrolladas por la naviera junto a un grupo de científicos de expertos independientes. Consiste en un nuevo protocolo de protección e higiene que tiene como objetivo ofrecer la mejor experiencia profesional con las máximas garantías de seguridad.

La compañía italiana ha solicitado el certificado ‘Biosafety Trust‘ de RINA, un proyecto que analiza todos los elementos de la vida a bordo y que acredita la correcta aplicación de sistemas para  prevenir la propagación de infecciones, así como la correcta gestión de incidentes sanitarios, mediante una serie de auditorías que se realizan tanto a bordo como a tierra.

Además, el hecho de colaborar con un panel de científicos independientes expertos en salud pública coordinados por V.I.H.T.A.L.I (Value in Health Technology and Academy for Leadership and Innovation), organización derivada de la Università Cattolica de Roma, ha permitido a Costa Cruceros trabajar siguiendo las recomendaciones sanitarias globales y nacionales para elaborar el ‘Protocolo de Seguridad Costa’.

Este documento incluye una compleja recopilación de medidas y procedimientos que tratan desde la seguridad de los miembros de la tripulación a la hora de volver al trabajo, hasta el proceso de reserva, las operaciones de embarque y desembarque o la atención médica a bordo.

Las nuevas medidas de control y seguridad

Primeramente, y en cuanto a la tripulación, Costa Cruceros va a instaurar una serie de medidas para poder identificar casos sospechosos de Covid-19. Antes de zarpar, cada miembro será examinado previamente en su país de origen sometiéndose a dos pruebas nasofaríngeas y, una vez lleguen a Italia, se les examinará por tercera vez. Los casos que sean negativos podrán embarcar siempre y cuando realicen una cuarentena de dos semanas. Y, posteriormente, todos los trabajadores deberán tomarse la temperatura a diario y la compañía también les realizará pruebas nasofaríngeas cada mes.

Respecto a los futuros huéspedes, las medidas incluyen una mejora en los procedimientos digitales, como son el check-in y la justificación online, que podrán realizarse desde casa, y una mayor funcionalidad de las tecnologías digitales como, por ejemplo, la posibilidad de reservar servicios a través de la app MyCosta.

Además, se les medirá la temperatura cada vez que accedan o abandonen el barco en todos los puertos que incluya su ruta y, una vez embarcados, podrán utilizar dispositivos electrónicos de autoservicio cada vez que deseen.

Por otro lado, Costa Cruceros ha anunciado que también va a realizar cambios en la vida de a bordo, entre los cuales destacan la reducción del número de personas embarcadas para poder evitar la distancia de seguridad adecuada y evitar aglomeraciones. Así, la distancia física se respetará en todas las terminales de cruceros y también en las excursiones en tierra pues han sido rediseñadas para acoger a grupos reducidos en salidas escalonadas y contar con autobuses que serán desinfectados antes y después de cada uso.

Asimismo, el uso de mascarillas va a ser obligatorio en todos espacios cerrados, mientras que al aire libre será necesaria siempre que el distanciamiento social no sea posible, de acuerdo a las vigentes regulaciones en tierra.

Los interiores y las cubiertas exteriores de cada crucero también se van a limpiar y a desinfectar más frecuentemente con productos especiales y también se van a colocar dispensadores de gel desinfectante adicionales en la zona de facturación y a bordo. Además, los sistemas de ventilación han sido equipados con nuevos filtros que garantizan una alta eficiencia de filtrado del aire del exterior, minimizando la recirculación del interior.

Las nuevas medidas de Costa Cruceros también van a afectar al catering y a los programas de entretenimiento ya que se van a rediseñar de acuerdo con las nuevas normas de seguridad. Los restaurantes de autoservicio no estarán disponibles y todas las comidas serán servidas por el personal de Costa. En cuanto a la oferta de entretenimiento, se ha modificado para permitir más espectáculos durante el día para grupos más pequeños de personas.

Finalmente y en lo que se refiere a la atención médica a bordo, estará disponible las 24 horas del día para todos los huéspedes y miembros de la tripulación. Los buques estarán equipados con equipos de pruebas PCR y dispositivos de diagnóstico autorizados por la Unión Europea para la evaluación inmediata de los presuntos casos de COVID-19.

Así será la atención sanitaria a bordo de Costa Cruceros

Adicionalmente a estas nuevas medidas, el equipo médico de a bordo ha recibido formación específica sobre los procedimientos de la prueba y los métodos de tratamiento pertinentes. Junto a las autoridades responsables, se han desarrollado protocolos para facilitar la atención médica, el desembarco y el regreso seguro a casa con la mayor brevedad posible para los pacientes que sean diagnosticados como casos positivos de COVID-19.

Además, la atención sanitaria que esté relacionada con síntomas gripales o con enfermedades con dificultades respiratorias será gratuita para todos los huéspedes y se facilitará una cobertura de seguro específica.

Por último, cabe señalar que se van a crear módulos de capacitación específicos sobre el cumplimiento de los nuevos protocolos sanitarios y la aplicación del correspondiente sistema de gestión a bordo de los buques que van a hacer que los procedimientos ya vigentes a bordo de los barcos de Costa Cruceros sean más estrictos.