Huawei abrirá su primera fábrica en Francia

152
Huawei

Huawei ha anunciado que abrirá su primera fábrica en Europa con el fin de proveer tecnología 5G a los países que ya cuentan con ella. El gigante chino es el más capacitado para crear y desarrollar las infraestructuras de 5G. Y a pesar de las amenazas y presiones de Trump a sus aliados en la OTAN lleva camino de ganar la batalla.

Italia fue uno de los primeros países que decidió desafiar las órdenes dadas por el presidente de los Estados Unidos. Pero será Francia donde Huawei instalará su primera fábrica. La planta contará con una inversión inicial de 200 millones de euros. Emman uel Macron había manifestado que no discriminaría a ningún proveedor externo, siempre y cuando permitieran que se analizara su tecnología para comprobar su seguridad.

La planta generaría mil millones de euros en vents anuales y daría trabajo en su fase inicial a 500 trabajadores. Sorprende la elección de Francia, ya que el mayor operador de telecomunicaciones de el País se ha decatando por la tecnología de Ericsson y Nokia. El Reino Unido n ha decidido hacer caso omiso de la petición de boicot de Estados Unidos a la tecnología de Huawei en 5G. La decisión de la multinacional china es una forma de ganarse la confianza de la mayoría de los países de la Unión Europea. La Agencia Nacional de Seguridad de Sistemas de Información francesa no ha adoptado aún ninguna decisión respecto al empleo de Huawei en los despliegues de 5G.

Bouygues Télécom ha amenazado a Macron con tomar medidas si le impide seguir usando la tecnología de Huawei en el despliegue del 5G

La confianza e gran parte de las empresas de la Unión Europea ya la tiene. Según informa Europa Press, Bouygues Télécom, cliente de Huawei, ya ha advertido al gobierno francés de que no tolerará una decisión sobre el uso de equipamiento del fabricante chino de telecomunicaciones Huawei en el despliegue de redes 5G que tenga un “impacto financiero negativo” o genere una situación de “desventaja competitiva” entre operadores.

En la presentación de los resultados de 2020, recogida por ‘Les Eechos’, Bouygues ha indicado que el Estado francés debe adoptar las decisiones que le convengan dentro de sus competencias y los operadores, como el que forma parte de su grupo, Bouygues Telecom, tendrán que respetarlas.

Bouygues Télécom es, junto con SFR, unos de los operadores con red propia del mercado francés que utilizan actualmente el equipamiento del fabricante chino en sus redes móviles, por lo que están pendientes de la decisión que adopte la Agencia Nacional de Seguridad de Sistemas de Información francesa respecto al empleo de Huawei en los despliegues de 5G.

En este contexto, Bouygues ha advertido de que no se puede cambiar de un proveedor de equipos de 4G a otro distinto para el 5G, ya que es necesario el mismo equipamiento en las mismas zonas. Así, ha añadido que, si fuera el caso, tendría un impacto en los costes y en el retraso en el despliegue que “distorsionaría la competencia entre operadores” por razones que no les competen a ellos.

El consejero delegado de la operadora ha rehusado, no obstante, detallar las consecuencias financieras que tendría una prohibición de Huawei y se ha limitado a señalar que una red móvil eficiente en Francia cuesta entre 8.000 y 10.000 millones de euros.

“Les recuerdo que tenemos a Huawei en las redes fijas de los cuatro operadores de Francia y que es una parte importante de sus instalaciones, aunque nadie habla de eso. También hay Huawei en futuros coches de PSA, así como Ericsson y Nokia, muchos … ¿Dónde se detiene la cosa?”, ha incidido.

Proponen revisar las condiciones de subasta del espectro del 5G en Francia

En este contexto, Bouygues ha defendido que sería una “buena idea” revisar las condiciones de la subasta de espectro del 5G que se celebrará en abril en caso de que Huawei sea excluido y, preguntado por la posibilidad de denunciar al Estado si se prohíbe el equipamiento de Huawei, ha indicado que de momento “están hablando como personas civilizadas”.

A este respecto, el consejero delegado adjunto de Bouygues Télécom, Didier Casas, ha precisado posteriormente a los periodistas que el grupo se reserva “todas las posibilidades”, incluida la de presentar posibles recursos para “preservar sus derechos”.

Por otro lado, el presidente ha recordado que Bouygues Telecom “casi murió por serias dificultades” tras concederse las licencias de 4G, que supuso la entrada al mercado de Free. “No quisiera que este fuera el caso nuevamente. Obviamente nos encargaremos de eso”, ha apostillado.