El ex ministro del Interior socialista habla también de la decisión del Gobierno de cerrar Madrid

José Luis Corcuera: “Es un problema de salud pública que la gente sepa quién es Pedro Sánchez”

164149
José Luis Corcuera en su domicilio

José Luis Corcuera, ministro del Interior del Gobierno Socialista entre 1988 y 1993, ha accedido a ser entrevistado por Escudo Digital. Hace solo unos días participó en la presentación del libro de Francisco Mercado “Una pandemia de errores. Cómo y por qué la mala gestión del Gobierno convirtió a España en Campeona del coronavirus”.

A sus 75 años de edad lleva una vida tranquila en una zona de las afueras de Madrid, junto a su esposa, Margarita, y sigue muy de cerca todos los acontecimientos de actualidad. Tiene una memoria prodigiosa y una capacidad de análisis fuera de lo común. Este antiguo empleado de altos hornos en Vizcaya, de profesión electricista, un hombre autodidacta que inicio su carrera política en el sindicato UGT tiene mucho que decir, y lo hace sin pelos en la lengua. Le entrevistamos el pasado viernes, apenas minutos después de que Salvador Illa anunciara el estado de alarma para confinar Madrid.

¿Qué opina de la decisión del Gobierno?

Una de las cosas que quiero dejar meridianamente clara es la falta de confianza que inspira alguien que ha salido a decir en televisión que no hay peor ciego que el que no quiere ver, el Ministro de Sanidad. Él no se distinguió precisamente por su vista de lince para detectar lo que ocurrió al no ver lo que estaba sucediendo durante meses con la pandemia.

¿Qué ha hecho mal Illa?

Ha dicho una cosa y exactamente la contraria durante semanas. Primero que no eran necesarias las mascarillas, luego que sí lo eran. Es alguien que se ha ido de vacaciones cuando lo que tenía que haber hecho el Gobierno era haber sido fiel a la palabra dada. Establecer una legislación que te permitiera no recurrir al Estado de Alarma y dotarnos a nosotros mismos de los instrumentos necesarios para poder navegar ante cualquier situación que pueda perturbarnos.

“Lo que Pedro Sánchez ha dicho y hecho en los últimos días, va mucho más allá de una discusión política con la oposición. Está revestido de un cierto autoritarismo”.

Fue lo que dijo la vicepresidenta de Gobierno.

Y lo hizo en el mes de mayo. Se comprometieron con Ciudadanos para establecer una batería de reformas para hacer frente a futuros brotes sin necesidad de decretar el Estado de alarma. Que el ministro diga ahora que no hay más ciego que el que no quiere ver es un sarcasmo absoluto. Y todo un día después de la sorprendente aparición del presidente para presentar su Plan de Recuperación de España, que ha sido tremenda.

¿Se atreve a describirla?

Pues ahí entra el muchacho, con su plasma y su pantalla, en plan hágase la luz, con música y unos efectos especiales increíbles. Parecía la final de la superbowl. Eché de menos a Shakira cantando. Pero naturalmente ahí estaba; leyendo el teleprompter y girando la cabeza de un lado a otro de derecha a izquierda para que pienses que lo que dice le sale del alma. Esto es una enorme desgracia, estamos ante la indecencia más absoluta. Ya hizo lo mismo en la Casa de América. Es todo marketing político. Nos tratan como si fuéramos niños pequeños.

¿Por qué? ¿Cree que no había que haber cerrado Madrid?

Yo no digo que no haya motivos para cerrar una ciudad o diez ciudades, si se siguen por ejemplo los parámetros de Alemania, pero es que entonces tendría que confinar a toda España menos a Asturias. Y el señor Illa debería explicar por qué aplica parámetros tan distintos a los de otros países europeos. Pero que salga este señor a dar lecciones a este gobierno autonómico frente a una determinada gestión aparentando que lo hace extraordinariamente bien, es un insulto a los ciudadanos adultos absolutamente incomprensible.

¿Cree que Pedro Sánchez tiene ínfulas de jefe de Estado o le gustaría serlo?

Pedro Sánchez es un personaje que tiene un comportamiento egocéntrico. Lo que ha dicho y hecho en los últimos días, va mucho más allá de una discusión política con la oposición. Está revestido de un cierto autoritarismo, va de sobrado. Este egocéntrico, que un día dice A, B, o C fue el que dijo en julio en un mitin, en las elecciones al Parlamento de Galicia, que el virus estaba vencido, aunque tuviéramos “problemas sociales y económicos, pero lo resolveremos muy pronto”. ¿Permite que le diga una cosa?

Por supuesto

Ustedes los periodistas tienen una mala memoria, y además, una memoria muy selectiva. No me explico cómo es posible que todas estas cosas permanezcan fuera del debate político. ¿Usted se imagina lo que pasaría si Alemania tuviera 95.000 muertos, que es lo que sería el equivalente a España?. Que España tiene 50.000 con 47 millones de habitantes, y Alemania 9.620 con 83 millones de habitantes. ¿Usted cree que la prensa de un país democrático como Alemania estaría haciendo la pelota a la señora Merkel? Le estarían pidiendo la dimisión. ¿Cómo es posible esta condescendencia para alguien que ha demostrado su incapacidad para prever los efectos de esta pandemia y actuar como era necesario?

¿Por qué cree que Illa ha hablado con esa suficiencia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros?

Como no sea por ese ejercicio de superioridad cultural que adoptan de vez en cuando los catalanes frente a los castellanos, es algo incomprensible.

¿Cómo se ha podido hacer con el poder Pedro Sánchez?

Este no es el partido político que salió de Suresnes en el 74 ni el Partido Socialista del 79 que abandonó las referencias al marxismo. Esto es otra cosa. Estos son unos antifranquistas de salón. Es gente que no ha pegado golpe en su puñetera vida, excepto la militancia en un partido político. Y además gobiernan con unos demócratas bolivarianos. A estos solo les falta que sus más allegados se monten en moto para atosigar a los que discrepen de sus posiciones. Tienen un componente fascista de primera división. Si entendemos por fascismo no respetar a quien piensa de manera distinta a la tuya. Y buena prueba lo está dando con los tribunales.

Explíquese, por favor.

Aquí un juez es extraordinario cuando actúa con profesionalidad y diligencia ante casos que afectan a otros partidos y ese mismo juez deja de ser respetable si actúa con arreglo a la ley contra uno o alguno de ellos.

¿Son demasiado inexpertos los políticos de este Gobierno?

No tienen experiencia de nada. Aquí hay gente que dice tener conciencia de clase en el partido socialista y jamás ha trabajado. El único lugar donde ha trabajado ha sido o en las juventudes o en el partido. Estos ineptos van a conseguir algo tremendo. Su sostenibilidad depende entre otras cosas de que haya confrontación, no buscan, es falso, que busquen el acuerdo, buscan las dos Españas, remover nuevamente la Guerra Civil.

Y eso a usted le provoca rechazo…

Pues sí, porque por ejemplo a la vicepresidenta de Gobierno no la he visto en situaciones comprometidas jamás en la vida. Tengo respeto a los que en la época de Franco con Franco vivo se reunían, luchaban contra la dictadura. Esos tienen un activo muy importante. Pero que estos remuevan lo que fue el ejercicio de concordia más importante de la historia de España que fue la transición con el objetivo confrontar presumiblemente porque eso da votos, me merece un desprecio absoluto.

Sigue leyendo si quieres saber lo que opina de Pedro Sánchez José Luis Corcuera, así como sus opiniones sobre la historia de Cataluña y Ezquerra