Los datos son el nuevo oro, y la economía colaborativa, un sueño de juventud de Zuckerberg

28

Está más que claro que los datos son el nuevo oro. Ahí está, por caso, la dura pugna que aún se mantiene en suelo norteamericano por los usuarios de TikTok, red social que se ha visto obligada a reinventarse para que la Administración Trump no prohíba seguir operando en el país a ByteDance, su propietaria, no fuera a ser que estuviera aportando datos de sus ciudadanos al gobierno chino.

Y ahora es Facebook la que amenaza con soltarse del brazo de la Unión Europea si coge forma el fallo del Tribunal de Justicia comunitario en contra del acuerdo para la transferencia de datos de ciudadanos europeos a Estados Unidos que negoció la Comisión Europea con Washington; fallo que concluye que EEUU no garantiza el nivel de protección de los datos que exigen las reglas de la UE.

Se ve que esa resolución no le hizo gracia a Mark Zuckerberg, para quien la disposición de datos europeos en servidores estadounidenses sí debe de estar lo suficientemente garantizada, a pesar del criterio de las instituciones comunitarias. Dicen las malas lenguas que precisamente fue él, en una reunión privada con Donald Trump, quien gestó el culebrón TikTok de este verano recién terminado, al advertirle de lo que podía estar sucediendo con los datos de los usuarios norteamericanos de la red social china. Al máximo mandatario esto le debió parecer inaceptable más allá del lanzamiento en Instagram de algo llamado Reels que entonces andaba preparando Zuckerberg y que, casualmente, guardaba cierto parecido con TikTok, pero libre de amenazas para la seguridad nacional.

El caso es que, tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC) -principal regulador en el ámbito de la privacidad de Facebook en Europa- instó a esta red a que dejara de transferir datos desde la UE hasta EEUU; requerimiento que Facebook recurrió y al que la Justicia irlandesa ha concedido una suspensión hasta que se resuelva la disputa legal entre la empresa y el regulador europeo.

Ahora los unos y otros se encuentran ofreciendo sus razones. Y en este tira y afloja los representantes de Facebook en Europa han remitido al juzgado un escrito argumentando que la prohibición sobre la transferencia de datos personales de usuarios europeos hacia EEUU tendría un elevado impacto en sus operaciones, e, incluso, abriendo la puerta a dejar de prestar servicio en la UE en caso de que la prohibición se haga efectiva.

Sí, los datos son el nuevo oro, y va a resultar que eso de la economía colaborativa, tan presente en los orígenes de Facebook -un mero espacio de intercambio de fotos y mensajes entre los afables compañeros de Harvard-, y que ha servido de inspiración a tantas empresas que consideran sus servicios como bienes de intercambio, no era más que una oveja entre otras saltando por los sueños juveniles de quien ahora es uno de los tres centimultimillonarios del mundo –los otros son Jeff Bezos y Bill Gates-, según el índice de milmillonarios de Bloomberg.

La opción de buscar la forma de adaptarse para seguir operando en Europa, no ya de reinventarse, como le ha tocado hacer a toda velocidad a TikTok en EEUU, parece descartada en un caso que Zuckerberg posiblemente ahora esté tratando en interesantísimas reuniones privadas.

Miguel Angel García es director de Escudo Digital.

Artículo
Los datos son el nuevo oro, y la economía colaborativa, un sueño de juventud de Zuckerberg
Nombre
Los datos son el nuevo oro, y la economía colaborativa, un sueño de juventud de Zuckerberg
Descripcion
Tik-Tok en USA, la reacción de Facebook por la prohibición de transferencias de datos de usuarios europeos hacia Estados Unidos... Dos claras muestras de que los datos son el nuevo oro.
Autor
Publico
Escudo Digital
Logo