Invertir en ciberseguridad es rentable

139

A principios de verano, el coronel de la Guardia Civil y director de la División de Tecnología, Luis Fernando Hernández, alertó en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) del peligro: las empresas españolas no invierten lo suficiente en protegerse frente a los ciberataques. Les cuesta entender que prevenir es curar, pero ha llegado el momento de blindarse adecuadamente ante una situación que se agrava por momentos. “Las empresas – decía Fernando Hernándezno invierten en ciberseguridad y el Estado puede proteger hasta un límite”.

Sin embargo, España es uno de los países más avanzados en el desarrollo de políticas de ciberseguridad, según un informe de la Unión Europea. Un informe en el que también se valora positivamente la actualización de la normativa que regula este tipo de ataques a los sistemas informáticos, así como la piratería que se produce en la red.

Ante un fenómeno que se extiende de forma imparable, además de concienciación, hace falta crear barreras de seguridad, formar a expertos que luchen contra esta plaga y no escatimar medios – sobre todo económicos – para protegernos. En opinión de los expertos, las empresas deberían destinar, al menos, el 20% de sus presupuestos para tecnología y apostar de manera clara por formar y reclutar a profesionales dedicados a la ciberseguridad.

Las empresas y la propia administración del Estado no pueden estar desprotegidas ante los ciberataques. En los próximos años, según todas las previsiones, la vulnerabilidad de la información será el gran problema de nuestro tiempo. Las guerras, como decía un buen amigo, ya no se van a ganar en los campos de batalla, sino en el ciberespacio. No se llamarán tampoco acciones militares, sino ciberguerras.

Es el momento de ponerse las pilas y dejarse de correr riesgos innecesarios.