Toma de posesión de María Gámez, nueva directora general de la Guardia Civil

247
Guardia Civil María Gámez

Hecho sin precedentes en la larga historia de la Guardia Civil: el nombramiento de una mujer al frente de la institución. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha presidido este miércoles el acto de toma de posesión de María Gámez como nueva directora general de la Guardia Civil y ha destacado este dato. Grande-Marlasca, tras señalar que es “la primera mujer al frente de la Benémerita”, también ha mostrado su deseo y confianza en “que no sea la última”.

“Vas a ser el faro de todas aquellas mujeres que ya te acompañan dentro del Cuerpo”, ha asegurado Grande-Marlaska

“Estoy convencido de que vas a ser el faro de todas aquellas mujeres que ya te acompañan dentro del Cuerpo y de todas aquellas que seguirán tu ejemplo en el futuro”, ha señalado el ministro.

María Gámez. (Foto: Guardia Civil)

El titular de Interior, que también ha agradecido “la intensa dedicación” del director general saliente, Felix Azón, se ha mostrado convencido de que Gámez va a a tener en su mandato “la oportunidad de imprimir a la Guardia Civil parte de su sello personal”. “Recibes un legado conformado a lo largo de 175 años de historia que concluye teniendo a la Guardia Civil como la institución más valorada y en la que más confían los españoles”, ha manifestado.

María Gámez ha agradecido por su parte la confianza que ha despositado en ella el Gobierno de España, en una intervención en la que ha manifestado que se pone “con humildad al frente de la Institución” y ha comprometido “trabajo, diálogo y respeto por la esencia y las tradiciones que tiene el Cuerpo, sin dejar de mirar al futuro para afrontar, de una forma preparada, el complejo siglo XXI”

La lucha contra la violencia de género será la “principal batalla” de Gámez, que ha recordado en su discurso a la última víctima de la violencia machista. Otros de sus retos serán la delincuencia organizada, los ciberdelitos, el medioambiente o el cambio climático.

También ha destacado entre sus objetivos la vertebración de España. Tras afirmar que “un guardia civil llega a donde no llega nadie”, la directora general ha subrayado la importancia de la Institución en la convivencia del país o en la búsqueda de soluciones para la ‘España vaciada’: “Nuestra presencia en el territorio es una de nuestras fortalezas, pero el reto que tenemos por delante es que se haga cada vez con más garantía de calidad y eficiencia”.

Gámez, que se ha confesado feminista, ha avanzado que el Área de Mujeres e Igualdad de la Guardia Civil va a ser una pieza estratégica para acelerar la incorporación de mujeres al Cuerpo, mejorar sus condiciones sociolaborales e impulsar un avance significativo en el Plan de Igualdad. “Las mujeres somos la mitad de la población y no podemos conformarnos con la realidad actual”, ha dicho.

Tras agradecer el trabajo a su predecesor en el cargo, Félix Azón, la nueva directora general ha expresado que su principal acompañante en el camino por recorrer es el capital humano: “Los hombres y mujeres de la Guardia Civil que deben sentir que la Institución los cuida y los respeta”. En ese sentido María Gámez ha concluido: “vamos a escuchar, a dialogar y a tratar de llegar al máximo posible de consensos, mientras aseguramos al mismo tiempo que el servicio público sea el que merecen los ciudadanos”.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga, es también experta en Derecho Constitucional Sanitario

María Gámez  nació en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) en1969 y, como decíamos, es la primera mujer en hacerse cargo de la Dirección General de la Guardia Civil. Hasta el momento era subdelegada del Gobierno en la provincia de Málaga, siendo también la primera mujer en ocupar ese anterior cargo.

Licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga, es también experta universitaria en Derecho Constitucional Sanitario y diplomada del Programa de Alta Dirección de Empresa del Instituto Internacional San Telmo.

La nueva directora general de la Guardia Civil, funcionaria además del Cuerpo Superior de Administradores Generales de la Junta de Andalucía, ha desarrollado su labor profesional en la Junta de Andalucía, en el Parlamento de Andalucía, en la oficina del Defensor del Pueblo Andaluz y en el Ayuntamiento de Málaga.