Anécdotas de las multas en tiempos del coronavirus

¿Quién anda ahí? Alto, Guardia civil: de los excursionistas que cogían espárragos al niño en quad

2760
Anécdotas relacionadas ocn las multas de la Guardia Civil durante el confinamiento

La Benemérita, a pesar de las numerosas bajas de sus efectivos, no cesa de trabajar. Algunas de sus actuaciones están siendo sorprendentes, dada la excentricidad de la personas que se saltan el confinamiento. Y lo mismo ocurre con otros cuerpos de seguridad. Desde el anciano que corría por la calle cazando Pokemon, a la pareja de excursionistas que hubo de ser advertida por un guardia civil que se bajó de un helicóptero. Ahora, cuando nos acercamos al pico de la curva en la que puede haber una inflexión de contagios, hay que redoblar la vigilancia más que nunca. Y es que lo que ocurre no es ninguna broma. Hoy mismo, 8 de abril, se ha dado la cifra de 757 víctimas mortales en las últimas 24 horas.

En Huelva, los agentes del Equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) cuando prestaban servicio en el Espacio Natural de Doñana (término de Almonte), localizaron a un hombre junto con su hijo.

El adulto al parecer se encontraba recogiendo espárragos, acompañado de su hijo que montaba a caballo, ambos encontrándose a más de un kilómetro de su domicilio. Por tal motivo, al no considerarse causas justificadas recogidas en el Real Decreto que regula las restricciones de confinamiento en el estado de alarma, se levantó un acta de infracción por estos hechos.

“Dos escaladores, al percatarse de la presencia de los agentes, se escondieron entre la maleza sin éxito”

En la provincia de Málaga, la Guardia Civil ha llevado a cabo dos actuaciones en las que han sido denunciadas 6 personas que practicaban escalada en el paraje de El Chorro del término municipal de Álora (Málaga), incumpliendo lo establecido en el Real Decreto que regula los movimientos de personas durante el periodo del estado de alarma. La primera tuvo lugar el pasado día 3 de abril   cuando fueron denunciadas dos personas que se encontraban realizando escalada. En el mismo paraje, el día 6 de abril fueron denunciadas 4 personas que también se encontraban escalando. Dos de ellos, estudiantes de Erasmus en Sevilla, a pesar de conocer la situación de estado de alarma, se desplazaron hasta Málaga en moto para practicar escalada. Al percatarse de que los agentes se encontraban por la zona intentaron esconderse entre la maleza para evitar ser localizados.

Algunas de las anécdotas serían graciosas si no estuvieramos en una situación tran dramática, con 757 víctimas mortales en las últimas 24 horas.

En A Coruña, la patrulla del SEPRONA de la Guardia Civil sorprendió el pasado día 04 de abril a una familia entera incumpliendo el confinamiento impuesto por el Real Decreto que determina el estado de Alarma. Esta familia se encontraba a unos 500 m. de su domicilio, encontrándose un progenitor junto a una hija paseando varios perros y otros dos hijos, uno mayor de edad conduciendo una motocicleta de “enduro” y otro menor de edad conduciendo un Quad, no teniendo edad suficiente para conducir este tipo de vehículos. Todos se encontraban en un descampado y el otro progenitor fue identificado caminando en dirección a este descampado para unirse a toda la familia. Fueron denunciados por incumplir las restricciones de libertad de circulación estipuladas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

Los cazadores furtivos de Santa Cruz de Tenerife y los cien kilos de carne incautada.

En Santa Cruz de Tenerife, la Guardia Civil en coordinación con Agentes Rurales, ha identificado y denunciado a dos cazadores furtivos que fueron sorprendidos cazando conejos con la ayuda de perros en las cercanías de montaña Colorada, paraje forestal de alta montaña perteneciente a la localidad de Cruz de Tea y al municipio de Granadilla de Abona.

Ambas personas también han sido denunciadas por desobediencia a la autoridad en relación con las restricciones establecidas en el Real Decreto de estado de alarma.

Y Teruel también ha sido escenario de una operación de La Guardia Civil . Incautaron en una localidad de la comarca de Gúdar-Javalambre (Teruel) 100 kilos de productos cárnicos declarados no aptos para el consumo humano, ya que eran transportados en un vehículo sin las mínimas condiciones de refrigeración y sin la correspondiente documentación sanitaria.

El conductor del vehículo fue denunciado por transportar productos cárnicos sin la correspondiente trazabilidad alimentaria y por carecer de la documentación comercial y/o sanitaria necesaria,  constituyendo, por ello, un factor de riesgo importante para la salud de las personas por su repercusión en la cadena alimenticia. 

Los alimentos incautados en Teruel por la Guardia Civil

La actuación tuvo lugar durante los diversos dispositivos establecidos en la provincia con motivo del estado de alarma motivado por el virus COVID-19.  En estos dispositivos se tuvo conocimiento de que un turismo realizaba varios trayectos entre diferentes localidades y, por ello, se comprobó si las causas estaban debidamente justificadas.

En uno de estos desplazamientos los agentes interceptaron al vehículo que transportaba 100 kilos de carne de pollo y de ternera, distribuidos en bolsas de plástico que estaban esparcidas por el habitáculo del turismo. Asimismo, se localizaron otros alimentos cuya venta está prohibida por normativa europea. Por todo ello, denunciaron al conductor del vehículo e intervinieron la mercancía.